Numerología por Kryon

numerologia2Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Mi socio se hace a un lado. Esta es la última canalización principal de 2016; habrá dos más, pero no dedicadas a un tema, como resulta apropiado para esta reunión. De modo que voy a tomarla y hacer algo que no hice antes: una enseñanza; es una enseñanza sobre algo que muchos me han pedido, porque querían saber algo de lo elemental de lo que voy a hablar. Porque hay una razón para este tema, que les daré en un momento; está relacionado, o sea que es específico para lo que está sucediendo ahora mismo en el planeta; es específico en cuanto ustedes ingresan a otro año.

Quiero hablarles sobre energías. Lo que quiero decir es que las energías de las que hablo suelen ser objeto de controversia, porque representan sistemas muy antiguos. Y representan cosas que algunos creen y otros no. Entonces quiero que se sienten y simplemente escuchen, y comprendan más plenamente algunas cosas que probablemente no se les han explicado a fondo. Existe una razón para todo esto, como verán.

Esta noche quiero hablar de numerología; quiero empezar con una premisa y continuar con las definiciones; quiero contarles sobre los números, contarles cómo esto existe dentro del cambio, qué significa y que podría no significar.

La numerología, definida según su nombre, es la energía de los números. Es sencillo: los números tienen energía. Ahora bien, si le dices eso a algunas personas, te mirarán, pondrán los ojos en blanco y dirán: “No en mi mundo. Los números son solamente números; denotan cosas, y eso es todo. Se unen para hacer cálculos; eso es todo.”

La numerología es antigua, y quiero empezar disculpándome con los numerólogos, porque hay muchas clases de numerologías, e incluso las del tipo que les voy a dar, son en extremo complejas, y solo les daré lo básico. Vamos a comenzar con la más antigua que pueden encontrar en el planeta; todavía se enseña este sistema; es la numerología tibetana.

Pero para algunos la premisa aún es difícil: ¿Cómo puede ser que un número signifique algo? ¿Cómo puede ser otra cosa que tinta sobre una página, o una palabra hablada? Y si empiezan a pensarlo, cada vez que ven un número, es parte normal de una comunicación, ya sea que señale un cálculo o tal vez que señale una posición. Si ven algo en la “página 30”, allí hay un mensaje. Imaginen un libro sin números de página (se ríe). Sería caótico, nunca podrían volver a la página que habían estado leyendo si no pusieron algún marcador. Entonces se colocan números en el libro; ¿no les dice eso que en los números hay un mensaje? La energía del número de una página dice: “Esta es la página donde ocurrieron las cosas que están en la página; no solo eso, sino que hay una página antes de mí y otra después de mí, que tienen números diferentes.” Entonces ese número en la página cuenta una historia, ¡y en la historia hay energía! Ahora bien, esto es apenas un minúsculo ejemplo de cómo un número puede tener un mensaje, cómo un número cuenta una historia y no solamente se queda ahí siendo un número. Esta es la base de la numerología genérica. En su sentido más simple, los números contienen energías que se pueden definir. Tanto, que se puede derivar un número y les contará una historia, en forma similar al libro y el número de página.

Existen significados genéricos para los números. Ahora bien; lo que les voy a dar ahora, que nunca les he dado así en canalización, definirá los más simple de los números y su significado. Pero antes de hacer eso, les cuento que la numerología existe en algunos sistemas que a ustedes ni se les ocurriría que tuvieran algo que ver con números. ¿Han hablado con alguien que sabe leer las hojas del té? ¿Qué está leyendo? Es una combinación de patrones, pero más específicamente, ¡de números! Porque leen los bordes, o la cantidad, y el significado se deriva en base a los números.

Puede que hayan oído de quienes echan las piedras; ¿qué están leyendo en esas piedras? Déjenme contarles un secreto: cuentan los lados, como ustedes lo harían con los dados. Y derivan un número, y luego el número tiene un significado.

De modo que la numerología tiene muchas facetas. La numerología antigua que describiremos es la más simple. El tipo más simple sería desde el 1 hasta el 9. Ahora bien; en tanto les cuento las definiciones del 1 hasta el 9 según los tibetanos, también les diré que hay extensiones para todo lo que voy a describir, y esas extensiones son la complejidad de la que no hablaremos. No solo eso, sino que parecerá que nos dejamos el cero afuera.

Los ceros tienen significados, pero tienen que aparecer más tarde en un sistema más complejo para que ustedes vean por qué existirían en absoluto. De modo que describamos del 1 al 9. Luego consideremos la era en la ustedes que están, miremos los años en que están, miremos algunos de los nombres que los rodean. Y veamos si hay una confluencia de ideas que podría ser similar, basada solo en los números.

Algunos toman un alfabeto y asignan números a las letras, y no importa qué clase de alfabeto, porque la base de la numerología parecería ser al azar. Y sin embargo, no hay nada de azar en lo que se refiere a lo que es el alma de este planeta. A través del libre albedrío, queridos, pueden crear lo que quieran. Pero si prestan atención a lo que ya está aquí en la Física, en los números, en los colores, en los sentimientos, en las rejillas, en Gaia, todo confluye para ustedes. Y así, los sistemas están en todas partes.

Si toman el alfabeto y le asignan un número a cada letra, luego toman su nombre y suman esos números, recibirán una respuesta. La respuesta es una energía que los rodea. Podrían decir: “Bueno, eso es por azar.” ¡Y no lo es! Ni siquiera es por azar que les hayan puesto ese nombre. Hemos hablado de potenciales, e incluso en esta sesión hemos hablado sobre el hecho de que realmente hay muy poco azar, si están conectados con lo que es la metafísica del planeta. Echemos una mirada a esto.

Número 1 – El número 1 básicamente es nuevos comienzos. Es el comienzo de algo, es la reescritura, es la reformulación; significa “nuevo”. Es el primer número. Este es fácil. De hecho, todos los números son fáciles, y podrán recordarlos en lo más básico, porque son fáciles. Luego se vuelve más complejo.

Número 2 – es la dualidad. También responde al libre albedrío. Así, si obtienen un número 2 respecto a algo, les está diciendo que estará lleno de decisiones. Esa dualidad existirá, haciendo tal vez más difícil el acertijo. El número 2está todo lleno de libre albedrío humano.

Número 3 – es un número catalítico. Si obtienen un número 3 con respecto a algo, sabrán que la energía mueve otras cosas sin cambiar de por sí; por lo tanto es un catalizador. Muchos sanadores, muchos maestros tendrán el tres a su alrededor constantemente. Algunos han malentendido esto como los tres de sistemas espirituales, que también existen. Ustedes tienen el suyo propio, en el sistema de espiritualidad en su cultura: dividieron a Dios en tres partes. Este es un número catalítico, porque las tres partes luego mueven otras cosas. Un sanador con un 3 a su alrededor será alguien que ayuda sin cambiarse a sí mismo y todos los que pasan por su vida cambian; eso es el 3.

El 4 es un número de la Tierra. Es una comunidad, es Gaia. Es más cosas que las que puedan definir, pero es un número atado a la tierra. Muchos granjeros son cuatros. Es interesante cómo el cuatro se ha metido incluso en asuntos sociales, como el Club 4-H (se ríe). Muchos cuatros entre los rancheros, que se ocupan mucho de los animales en todas partes. Esa es la energía del 4.

El 5 es el cambio. Cambio puro. Cuando vean un 5 en relación con algo, señala que la energía de la situación, o del lugar, o de la dirección, o el año, cambia.
Ahora bien, ya hay algunos – y solo llevamos cinco números – que han dicho: “Realmente no estoy de acuerdo con nada de esto. Puedo vivir mi vida sin saber nada de esto.” Y tienen razón, porque tienen su libre albedrío. Pueden pasarle por encima con una aplanadora; no los afectará, realmente no, porque ustedes tienen su propio número. Son del número de los obstinados (se ríe); son del número que aplasta a los números. ¡Ese es el libre albedrío que tienen! ¡No están obligados a creer en estas cosas! Y no los afectarán, realmente no, porque ustedes les pasan por encima.

“Kryon, ¿quieres decir que si obtengo un número de cambio en algo, el cambio no me afectará?” Esto es difícil de explicar, queridos. Si no lo creen y no lo reconocen, si no es algo que esté en su realidad o su verdad, no llegará a afectarlos tanto, no, no lo hará. Porque están casi en otro paradigma por su cuenta. Mi socio fue así, hasta que lo encontré. Él no creía nada de estas cosas, no era sensible a nada. Y entonces para él los números eran solo números, era como acabamos de describir. Pero si se comprenden estas cosas y se es parte del sistema, y con libre albedrío se reconoce esto, ¡se pueden descubrir muchas cosas! Porque entonces se está a bordo, sensible a lo que es la metafísica del planeta.
Número 6 – Difícil. Es un número espiritual, elevado, pero en verdad significa armonía. Entonces, la energía del 6 es la de la armonía.

Como pueden ver, sería maravilloso tener algunos de estos números como dirección, por ejemplo, de dónde están o a dónde van, tal vez la numerología de un proyecto basada en su título que resulte un 6, de manera que sea cooperativo y armonioso. Eso nos conduce a algo más. Hay muchos nombres que se desarrollan solo en base a la numerología. Algunos humanos se cambian el nombre que les dieron, creando otro nombre que numéricamente suma un mejor número final. Ustedes podrían decir: “¿Funciona así? ” Les diré algo: un ser humano empieza a llamarlos por otro nombre; ese nombre contiene una energía, porque la están diciendo, porque ustedes la cambiaron, porque pusieron la intención, y sí, funciona.

El número 7 significa espiritualidad; todas las cosas que son sietes podrían entonces tener una base o un trasfondo espiritual. Buen número para los altares, para otros tipos de organizaciones, para actividades donde realmente se habla de cosas que son espirituales y significativas para ustedes.

El número 8 es manifestación y abundancia. Todos quieren un 8 (se ríe) y no necesariamente ha de tratarse de dinero; pueden manifestar salud, vida, larga vida, pueden manifestar un sistema inmune poderoso, pueden ser abundantes en la química de su cuerpo que los protegerá de las enfermedades. Entonces la manifestación y la abundancia tienen muchos significados pero todos les dan cosas y les posibilitan crear cosas en abundancia.

Número 9 – el número activo del día, es compleción. Compleción puede significar muchas cosas. Podría ser el fin de algo, pero si está completado, lo has terminado. Un 9 sería una graduación: has terminado el curso. El día en que te gradúas sería un buen día 9; habla del final de algo. Y podría ser mayormente el fin de paradigmas, de sistemas, y también puede ser el fin del dolor. Puede ser el fin de una cierta manera de pensar. En la sociedad podría ser el fin de una vieja costumbre. El fin de un proyecto, la terminación de algo que existía antes.

Ahora bien; estos son los nueve números, y nunca los hemos definido así en una canalización. Esto es complicado, de modo que no vamos a seguir adelante hablándoles sobre las complicaciones.

Primero: ¿qué sucede cuando tienes números que aparecen uno al lado del otro en una página? Un número afecta a otro, dependiendo de la energía del número. Muchos números no aparecen juntos en secuencia; por ejemplo 481. El 8 que es abundancia se ve afectado por el 1, según cuánto hace que ha estado allí (se ríe). Podrían incluso decir que es una numerología cuántica porque los números que lo rodean tienen influencia sobre él; no vamos a hablar de eso.

Cada número – ¿están preparados? – tiene sus propios atributos astrológicos y todos los planetas están implicados en la numerología, y eso cambia según la situación, así como la astrología cambia de un minuto al otro.

De modo que si realmente se quiere ver la complejidad de los sistemas, que no solo identifican el número y la energía de algo, sino que luego van a los atributos astrológicos de ese algo, luego pueden redefinirlo y llevarlo por caminos que lo hacen muy,. muy específico. Esas son solamente dos áreas de las que no hablaremos. Quiero que esto sea simple, porque quiero mostrarles dónde están.

Comencemos con la precesión de los equinoccios. Hay números involucrados; según funciona la numerología, no importa cuán largo sea el número, se lo suma para obtener un solo número. Solamente hay una excepción para este axioma en esta numerología simplista. La excepción es cuando se tienen dos números idénticos que están solos uno al lado del otro: 11; 22; 33; 44; 55; así hasta el 99. A estos se los identifica como números maestros. Los números maestros tienen identidades y energías propias. El 11, por ejemplo, es la iluminación. El 22 es una fuerte dualidad. El 33 es el número más compasivo que tienen.

Para quienes estuvieron viendo 11-11 en el reloj durante años, esto anunciaba una iluminación por venir. Iluminación/iluminación; 11-11. Significaba eso; no se suman el uno con el uno para obtener un dos, porque el once es un número maestro, y luego si lo ven dos veces es un énfasis. Anunció durante años, queridos, el cambio de iluminación 11-11 que está sobre ustedes: la luz ganará. Ahora pueden ver por qué 11-11 estaba en los relojes tan a menudo antes del cambio, y no necesariamente después. No son muchos entre ustedes los que siguen viendo 11-11. Y si lo hacen, es solo un recordatorio de que están en un cambio que fue preanunciado.

Ahora bien, lo raro de los números maestros es que solo están identificados hasta el 33. Qué coincidencia, ¿no? que este sea el número activo de su ADN.

El 44 es desconocido; el 55 y los siguientes no serán comprensibles. Y lo que han dicho los tibetanos sobre eso es que cuando el ADN – ellos no nombraron al ADN, dijeron la consciencia – alcance un cierto punto de comprensión, se podrían identificar los números maestros más allá del 33. En otras palabras, estos contienen conceptos que exceden su comprensión por el momento, y no es cuestión de ciencia. Es acción compasiva, es una conducta que ustedes todavía no han visto. Es maestría; hablan de una maestría que ustedes aún no tienen, y por eso no se los puede dilucidar.

El 33 se define como la compasión del Maestro; la compasión más elevada que se ha conocido que exista en la humanidad es un 33. ¿Qué pensaron cuando los 33 mineros salieron del pozo en la tierra? ¿Sabían que los que informaron eso dijeron que el número 33 estaba por todas partes? No era solo el número de mineros: las horas, los días en que llegaban, los números de los escenarios de perforación, y así seguía y seguía. El 33 estaba por todos lados, y los que estudiaban numerología sabían lo que iba a pasar, sabían que ellos saldrían de la tierra, completa y totalmente sanos y seguros, que habría celebración y alegría y lágrimas. La compasión del maestro estaba allí. Aún antes de empezar la perforación, se lo podía ver venir, se podía sentir, los iban a encontrar, iban a estar bien. ¡Y así fue!

¿Ven cómo la numerología parece enfocar sobre la energía de lo que va a suceder?
La precesión de los equinoccios es un bamboleo de la Tierra de 26.000 años. Eso es un 8. Como no estamos hablando del bamboleo de la Tierra, se trata de lo que sucede si ustedes lograban pasar el punto central: el 21 de diciembre de 2012. Es la historia de la manifestación, la abundancia que se manifiesta con ese bamboleo de 26.000 años es la Tierra entrando en estado ascendido, en maestría, en un ADN que empezará a acceder a una tasa más alta. Ustedes están allí; lo pasaron; se ha manifestado; de ahí los 26.000. ¿Alguna vez relacionaron estos números? Aquí no hay nada accidental. La misma precesión del equinoccio, el tiempo que requiere, para que este bamboleo cambie los cielos al recorrer la Vía Láctea es de 36 años: es un 9. Presten atención a los nueves, porque la precesión de los equinoccios grita ¡nueve, nueve, nueve! Es el fin de lo viejo, el comienzo de lo nuevo. Dieciocho años para entrar: es un 9. Dieciocho años para salir: un 9. Los nueves predominan en lo referente al cambio. Lo dicen una y otra vez: lo viejo se va.

Todo lo que ustedes pensaban sobre el valor de ser humano va a cambiar, y va a ser mayor que lo que jamás concibieron que pudiera ser. Algún día el amor de Dios va a derramarse en su consciencia; los bebés nacerán sabiendo quiénes son; en el planeta habrá una consciencia superior a 44, tal vez 55, ¡en la que ustedes realmente empezarán a tener los atributos de la maestría! Incluso puede que dominen el tiempo; tal vez incluso la vida misma. La Física empezará a ser algo manipulable. Queridos, eso es consciencia elevada, ¡y la han visto en los Maestros! Va a requerir largo tiempo.

Quienes los sembraron a ustedes pasaron por lo mismo exactamente; no tuvieron una precesión, no tenían un bamboleo de su planeta; su escenario era completamente distinto, pero provenía de las estrellas. Tuvo que ver con los soles que estaban cercanos, combinándose de cierto modo. Cuando lo hicieron, y fue solo separado por miles de años, algo sucedió y ellos hicieron el cambio; el mismo cambio que ustedes. Y su consciencia empezó a cambiar y transformarse. Su historia fue peor que la de ustedes; ya lo dijimos antes. Ustedes piensan en los genocidios marginales que tuvieron con las guerras, y el dolor que han sufrido; ¡ellos tuvieron un genocidio total! Y sin embargo se recuperaron completamente. Queridos, los que los sembraron a ustedes atravesaron mucho más que ustedes. ¿Cuánto tiempo les llevó, desde su precesión, su cambio, hasta cuando los pudieron sembrar? Ni siquiera tengo ganas de contarles cuánto, porque se deprimirían, pensando que tienen que atravesar tanto tiempo.

Queridos, quiero que cambien su actitud respecto al tiempo. Ustedes miden el tiempo según cuánto viven; así es como lo miden. Consideran su expectativa de vida y tiene una energía de un número de años. ¿Y si les digo que eso no es correcto? Porque ustedes son eternos; siempre estarán aquí. Vida tras vida, tras vida, y empiezan a despertar y las vidas recuerdan por qué están aquí. Al venir la próxima vez – sí, regresarán, ¿me oyeron? – la próxima vez que vengan se despertarán con un conocimiento, y no cometerán los errores que hicieron esta vez; eso es el alma antigua entrando en una energía diferente. Será la primera vez que al despertar estén en el cambio: ¡la primera vez! Y será muy distinto de cuando despertaron la vez anterior.

Esto es: cuando nacieron había una energía de nacimiento; desde este momento en adelante, cuando nazcan habrá otra energía: sabrán que son almas antiguas. Van a tener la sabiduría de no cometer los errores que hicieron esta vez; las personas los verán diferentes. Los niños ya están empezando a cambiar ahora, y van a cambiar tanto y tan rápido, que habrá un día en que digan que todos ellos serán prodigios según como los medirían hoy. Es simplemente crecer; en lugar de estar en el patio de juegos, ahora están en una situación en que se ven uno a otro y se disfrutan uno a otro. ¿Qué pasa cuando crecen? Cuando van creciendo desde los 8 a los 18 años, cobran vida socialmente, ¡y son tan distintos! Eso le está sucediendo a la humanidad: no irán a la guerra y no matarán a otro ser humano, porque lo conocen. El otro no será un misterio; no será algo que elimines para solucionar un rompecabezas. Y mirarás hacia el pasado a esa misma cosa y dirás que fue el máximo de barbarie, y que ni siquiera lo considerarías. Tan lejano de la consciencia estará el acabar con cualquier vida; ese es quien vas a ser.

El 9 que representa todo el bamboleo; 26 años, la manifestación que culmina en los nueves que ves ahora, es el fin de un viejo tipo de civilización; todo lo que has sido, ser humano, sucedió en los últimos 26.000 años. Siembre has estado en la energía del bamboleo, como existe ahora.

Ha comenzado el nuevo bamboleo. Verás, sigue bamboleándose, excepto que lo hace en forma diferente (se ríe) con un número nuevo. Queridos, quiero que miren el año en que están: 2016. ¡Qué coincidencia! Es un nueve. ¡Hay nueves por todas partes! Ahora bien, ¿qué significa este nueve? Significa que la energía de recalibración que tuvo lugar en 2012 está terminando; que la frustración de intentar encontrar una nueva frecuencia en que sintonizar, porque el cambio ha creado eso, ya se está yendo. Significa que en muchas vidas está saliendo el sol. Y la astrología que se les dio hoy favorece esto. Habla de la misma cosa que dice la numerología.

El año próximo es un 1. El ciclo de los años crea eso; ¡habrá muchos nueves y unos juntos! Pero estamos hablando de ahora mismo: un nueve. Representa también un cambio tremendo, porque cuando empaquetan algo y cambian un paradigma para mudarse a otra cosa, descubren algunas emanaciones de un 5. Tal vez aún están por verse, pero las verán en la astrología. Recuerden esto de los números.

Ustedes acaban de pasar por una elección, y el que se ha elegido es el presidente número 45. ¡Qué coincidencia! ¡Otro nueve! ¿Empiezan a ver el panorama? Cambio forzado, podrían decir, pero es en extremo potente; las cosas van a ser distintas de lo que eran antes. Quiero que tomen al que será presidente: nombre, apellido, y hagan la numerología basada en el alfabeto. La A es el 1, y sigan. Si hacen eso, encontrarán la energía de él. ¿Qué creen que será? ¡Es un 8! ¡Abundancia! ¡Qué coincidencia, que la energía de un nombre dado al azar encaja exactamente en el individuo.! Esa es la belleza de la numerología.

tablavaloresnumerologia_2¿Y quién eres tú, ahora, que puedes mirar esto y encontrarle algún sentido? Luego cerraré con esto: todo lo que está sucediendo ahora mismo numerológicamente, se ha hecho realidad y está describiendo un panorama de nuevos comienzos. En este momento están en un rompecabezas y no ven cómo salir de él. Les daré algún consejo. En unos pocos días estarán en una energía del 1 que les grita: ¡nuevos comienzos! Incluso si están fuera de lo que pueda ser alegre, si no pueden encontrar el factor de alegría dentro de sí, quiero que construyan un altar de alegría; físico o mental, y quiero que vayan a ese altar y agradezcan al Espíritu por lo que va a suceder y lo que está sucediendo en su corazón, en su mente, y en su vida. Y si lo hacen, estarán enviando una señal mágica que coopera con el planeta, con El Campo, con la numerología del año, y todas esas cosas verán su intención y las cosas empezarán a cambiar.

Esa es la belleza de una Física que sabe quiénes son. Es la belleza de un Creador que ha creado la Física y los conoce. Verán: están relacionados; ustedes entienden eso, ¿verdad? Cada cosa está relacionada con todo lo demás.

Cuando empiecen a hacer esto, estén atentos a las sincronicidades. Si se revuelcan en lo viejo, queridos, nada va a ser diferente. ¿Oyeron eso? Si se revuelcan en lo viejo no pasará nada diferente. Y seguirán por el mismo camino, con los mismos problemas, yendo en la misma dirección.

El altar es el altar de la alegría. Es el niño interior, que se despierta feliz e inocente de todas las cosas que lo rodean y lo podrían dañar. Pero en el caso de ustedes no es inocencia: es sabiduría que puede circunvalar y evitar esas cosas, que puede realmente cambiar su propia química; que puede construir cosas buenas para ustedes: una vida más larga y el fin de los miedos. Vida más larga y el fin de los miedos;
¿puedes creer que eso sea para ti, oyente? ¿Puedes creer en eso para ti?

Quiero que construyas ese altar: hazlo el 1º de enero. S no quieres hacerlo físico porque tienes algo negativo contigo, no importa: hazlo mental. Coloca las velas donde quieras, enciéndelas como te guste, haz que cada una sea algo especial que estás logrando. Pero principalmente que sea la alegría de la acción compasiva en este planeta: ver a Dios trabajando; estás viéndote a ti mismo trabajar. ¡Y las cosas cambiarán! Debido a la numerología, y a las energías que empiezan a ocurrir que se asemejan a la numerología, y El Campo, y todo eso ahora se empieza a juntar en un gran 6. ¿Recuerdas qué era el 6? Dime qué era el 6. El gran 6 está en camino; eso es: tú y la armonía con el planeta.

Vas a ver algunos números nuevos en el reloj, y significarán algo para ti, pero ya no serán globales; serán solo para ti. Empezarás a ver números una y otra vez que son solo para ti, y otra persona verá números diferentes. La numerología empieza a volverse más avanzada, más intuitiva. Te contará historias y te pintará imágenes, porque es la energía del planeta. Esto es quién tú eres.

No tomen este mensaje a la ligera. Oh, queridos, se están moviendo hacia un nuevo comienzo, después de muchos nueves, y están completando lo viejo. Tal vez véanlo como cayendo en un tacho de basura, en un contenedor de residuos; no tienen más nada que ver con eso. Véanlo como algo novísimo; la tela está en blanco; van a construir su altar y celebrar la alegría que llega. ¿Puedo ser más claro?

Como es habitual, estos mensajes en particular causan risas a quienes no tienen entendimiento. Ellos se burlan. Los que hagan eso no son juzgados de nuestra parte, porque Dios también está en ellos. Hay distintos niveles de despertar; ustedes han estado tanto tiempo aquí, almas antiguas, que saben cómo funcionan las cosas. A ustedes les hablamos. Y los que no ven nada de esto, a ellos les llegará su turno. Y tal vez son nuevos en el planeta, y no creen nada de estas cosas. Simplemente no están listos.

Cuando ustedes estaban en la escuela, de niños, y llegaban al último grado, los que recién entraban no sabían nada, en tanto ustedes sabían tanto; esto no difiere de aquello. No se juzga a quienes se alejan y se ríen y los ofenden, porque la intuición y la sabiduría de ustedes les dice que esto es real. Todo esto es real.

Y luego algunos dicen: “Yo quiero ser parte de esto.” (se ríe). Y cuando dicen eso, lo reconocen y participan. Bienvenidos a un nuevo planeta Tierra, donde estas energías pueden contribuir a la armonía de su vida.
Eso es todo por ahora.
Y así es.
Kryon

.

PD: No crean todo lo que leen, busquen en sus corazones el indicio y la vibración que les confirme la verdad y el sentido de las afirmaciones que aquí y en otros lados se realizan! Recuerden que dentro de uds. está toda la sabiduría necesaria!


“Señor … enséñame a permanecer calmadamente activo y activamente calmo. Haz que pueda ser un príncipe de paz sentado en el trono de la serenidad gobernando el reino de la actividad”. Paramahansa Yogananda.

About Pedro

En la busqueda de mi mismo...
This entry was posted in Astrología y Cosmología, Espiritualidad and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.