Reparación del Cuerpo Físico por el Maestro Saint Germain

Saint_Germain_2Lo único que libera de las condiciones físicas es mantener la mente fuera del cuerpo y sostenerla fuera de allí. Si parece haber algo que necesita corrección dentro del cuerpo, pon tu mente en Dios y sostenla allí hasta que la condición que parece necesitar un remedio, de repente desaparezca. Por esta razón, a veces surge un estudiante que concibe la idea de que no hay nada que sanar, puesto que todo aquel que practique esto en el instante en que aparezca una apariencia en el cuerpo o algo discordante, al poner su mente en Dios, sabrá que la Presencia es el remedio más poderoso en el Universo.

Muchos, al usar esta aplicación, se encontrarán instantáneamente liberados de cualquier condición física que parezca inclinada a sostener la atención. Esto es, en realidad, llevar conscientemente el problema dentro del Gran Silencio donde no hay nada que sanar, puesto que todo es Perfección. De hecho, todo lo que parece expresar imperfección puede ser manejado de la misma manera.

En realidad, en Mis últimos trescientos años, casi cuatrocientos, Yo no reencarné. Sencillamente cambié de cuerpo. ¿Te das cuenta querido, lo que significa cuando tan celosamente te pido que hagas estas pocas cosas, por ejemplo, cargar el Cuerpo en la noche y en la mañana? !Qué sería, si sólo te dieras cuenta de lo que puedes hacer! Puedes imponer a tu cuerpo la perfecta juventud, no solamente en apariencia, sino también en la actividad.

Ahora, podría agregar algo más: carga tu cuerpo. Carga las corrientes de energía dentro de cada órgano del cuerpo para que haga su trabajo a la perfección: los riñones, el hígado, el estómago, los pulmones, todos los órganos de tu cuerpo. Cárgalos con la perfecta actividad. Es realmente vital el cargar estos órganos con esa Magna Energía, para causar la actividad perfecta en ellos.

El hecho y la Eterna Verdad es que la conciencia es el absoluto maestro de cada actividad del cuerpo, y puede moldearlo dentro de la Forma y la Actividad Perfecta. La única razón por la cual aquellos que saben esto no logran sus manifestaciones es porque no realizan un trabajo constante. Dile a los trabajadores inteligentes de tu cuerpo: “Pónganse a trabajar y cuiden que cada partícula de esta estructura sea reemplazada con la Perfección de Dios”.

Hagan esto especialmente en las noches, antes de irse a dormir. Date cuenta de que estás mandando a trabajar a seres inteligentes que te obedecerán. Hay que impresionar sobre los trabajadores, la conciencia de que la Perfección es permanente. El electrón es un foco de Energía Perfecta desde el cual los trabajadores atraen la perfección. Decreta con frecuencia: “Yo les hablo a los trabajadores conscientes del proceso constructivo. Cuiden que esa Perfección sea creada y mantenida en cada función de todos mis cuerpos”.

Verás, ahora nuestras personalidades externas están realmente fuera de toda consideración en este Gran Servicio que se está prestando, y en el tremendo cambio de la estructura atómica del cuerpo de ustedes del cual no se dan cuenta.

Es más difícil para un individuo, “conjurar” una visión de la “Presencia” que hacer que el Maestro dirija esa visión perfecta a nuestra conciencia, pero si me llamas a Mí o a otro Maestro, te ayudaremos a sostener una imagen perfecta de la Presencia en la mente y, sin importar qué parte de tu cuerpo necesite asistencia, si puedes ver con los ojos de la mente esa parte del cuerpo físico transmutada en el Perfecto Cuerpo del Cristo Propio, tendrás los mismo resultados que obtuve con mis pies congelados.

El secreto de la sanación está en la visualización, sustituyendo la pobre manifestación humana por la Perfección de tu Propio Cristo Interno. Inténtalo, tanto para ti como para otros, y disfrutemos juntos con el resultado perfecto.

La gente puede, sólo si lo desea, hablarle a los órganos o partes del cuerpo físico tal como lo haría con un niño de quien desea obediencia. Los individuos pueden decir: “Ahora asumes una actividad perfecta y normal, y la mantienes”. Toda sanación no es más que un retorno al equilibrio natural de las Fuerzas.

Ustedes verán de una vez el Inmenso Poder que tienen en sus manos para usar. Durante el tiempo que la Vida permanece dentro del cuerpo, hay innumerables pequeños trabajadores cuya función es reconstruir la estructura atómica de la forma y mantenerla en perfecto orden.

Los fagocitos son pequeños trabajadores constructivos por naturaleza, y están en el cuerpo para mantener la Perfección; pero si se permite que la discordia del pensamiento y el sentimiento se expresen en la conciencia del individuo, esto los obliga a cambiar su actividad, por otra distinta a su trabajo natural.

En poco tiempo, los estudiantes de este trabajo pondrán a comandar a los pequeños trabajadores en cada parte del cuerpo, para permitirles hacer cosas maravillosas allí. Una expresión poderosa para usar podría ser: “!Poderoso Maestro dentro de Mí! Ordena y dirige a los pequeños trabajadores internos de mi mente y cuerpo, y vigila que produzcan solamente perfección en cada órgano y en cada parte; vigila que este constante proceso constructivo sea sostenido y mantenido continuamente”.

Extraído del libro: “Sagrado Libro del Yo Soy” Saint Germain. Editorial Sede Central & Señora de la Luz

.

PD: No crean todo lo que leen, busquen en sus corazones el indicio y la vibración que les confirme la verdad y el sentido de las afirmaciones que aquí y en otros lados se realizan! Recuerden que dentro de uds. está toda la sabiduría necesaria!


“Señor … enséñame a permanecer calmadamente activo y activamente calmo. Haz que pueda ser un príncipe de paz sentado en el trono de la serenidad gobernando el reino de la actividad”. Paramahansa Yogananda.

About Pedro

En la busqueda de mi mismo...
This entry was posted in Canalizaciones, Espiritualidad and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.