Introducción a la Profecía Lemuriana – Por el Maestro Kirael – Parte 1/4

lemuriaUNA INTRODUCCIÓN A LA PROFECÍA LEMURIANA

CAPITULO UNO

Guía Maestro Kirael a través de la mediumnidad de Kahu Fred Sterling
Traducción: Anita Manasse – estrellam@sion.com

En su primer libro de material canalizado, Kirael, El Gran Cambio, el Maestro Kirael y Fred Sterling introdujeron al lector a diversos aspectos intrigantes del antiguo continente de Lemuria y de los seres centrados en el amor que evolucionaron en él. A lo largo de los años, Kirael ha continuado haciendo referencia a Lemuria y de la relevancia que la misma tiene sobre la Tierra durante su actual fase evolutiva. Más recientemente, Kirael ha expresado una nueva pasión – una urgencia – de llevar al mundo de Lemuria a la luz para el beneficios de los trabajadores de la luz que están despertando en la actualidad. Con Kahu Sterling actuando como médium, Kirael ha estado dictando, capítulo por capítulo, un libro comprensible acerca de Lemuria y de su sabiduría. Este artículo es el primero de una serie de extractos del libro que saldrá publicado.

* * *

KIRAEL: Si ustedes abren su corazón y leen con su corazón – en lugar de su cerebro – van a encontrar a este libro pleno de sabor que estará a punto de tocar las cuerdas mismas de su corazón. Algunos podrían sugerir que estoy cantando cuando estoy hablando. Otros podrían sugerir que es simplemente un lindo atado de parábolas todas juntadas. Bien, yo les digo esto, mis amigos: Yo hablo de un tiempo antiguo, un tiempo en el cual su idioma inglés ni siquiera existía en la forma en la que se conoce hoy en día, pero una época en la que, mis amigos, la gente hablaba desde el corazón. Y quizás, simplemente quizás, es ahí a donde vamos a regresar. Así que les voy a pedir que se permitan a si mismos el lujo, si lo quieren, de encontrar la paz y la armonía en mis palabras, porque deseo que la sanación comience.

Verán, su mundo ha llegado a un espacio en el tiempo en el que tiene que comenzar a sanarse, y es por eso que estoy aquí, mis amigos. Yo estoy aquí para producir esa sanación. Yo estoy aquí para hacerles saber que existe una esperanza más grande de la que jamás hayan podido pensar que existiera, y todos aquellos que piensan acerca de la condena y juicio, tienen que ser dejados de lado por el momento. Ustedes necesitan ser capaces de encontrar algo positivo en cada cosa que tengo que decir. Ustedes necesitan estar en condiciones de ver una belleza en cada proyecto que se halla disponible.

Es mi esperanza que ustedes simplemente se dejará fluir hacia este hermoso trabajo, porque si lo hacen, mis amigos, ustedes verán que quizás simplemente puedan recordar el lugar exacto del que hablo – una memoria que no pueden comprender porque ustedes viven detrás de los velos, los velos de ser humanos. Ustedes viven en un mundo que dice que tienen que hacer las cosas de una cierta manera. Pero yo estoy aquí para decirles en qué forma tiene que ser hecho. Es una época totalmente nueva, una dimensión totalmente nueva. Ha llegado el momento para que Nosotros la Gente nos paremos y que seamos capaces de mostrarles que ellos tienen este viaje disponible para si mismos y que están a punto de emprenderlo.

Así que si lo desean, siéntanse cómodamente y relájense. Hagan una profunda inspiración gigante. Permítanse sentir mis palabras a medida que vayan leyendo. Yo pido esto por la razón más simple, porque es mi forma de escribir, es mi forma de enviar los mensajes para que lleguen al plano Terrestre. Pero, quizás lo más importante de todo es, es verdaderamente su forma de escuchar, la pureza de mi mensaje es tan simple como ustedes quieran que sea, pero al mismo tiempo puede ser tan complejo como lo quisieran hacer. Aunque esta es mi esperanza, de que ustedes encuentran la forma de permitirse a si mismos a sentir la libertad de sabe que existió una época mucho antes de que se comenzó la medición del tiempo.

Y con ello, mis amigos, vamos a tener lo que llamas la Profecía Lemuriana , una profecía que fue el cambio más grande que jamás haya alcanzado a la humanidad. Ustedes verán que hay un mayor sentimiento, una mayor comprensión y una mayor conciencia disponible para aquellos que buscan, y es para ellos que escribo este libro, los buscadores del mundo. Mis amigos, dejemos que el viaje comience.

Mis amigos, es importante que ustedes reconozcan que este mundo al que ustedes conocen como Tierra, ha sostenido población tras población. Ustedes no son la primera y seguramente no van a ser la última. Pero comprendan esto: Yo quiero llevarlos hacia una época en la que el Creador dejó a la Tierra carente de todo ser. De hecho, la única cosa que permaneció fue la hermosa trama mineral. La mayoría de ustedes aceptará el hecho de que el Creador puede tejer todo lo que desea. Simplemente tiene que unir una cierta cantidad de pensamientos, y aquellos pensamientos comienzan a formarse en partículas y se convierten en realidad.

Así que fíjense en este mundo, este hermoso planeta que un día ustedes llamarían Tierra, y sepan que el Creador una vez más lo ha barrido dejándolo limpio. Y ahora había llegado el momento de comenzar nuevamente. Y así se comenzó de la misma manera en la que siempre se hizo: la gran trama mineral comenzaría a girar en todo su amor y su luz, y el Creador comenzaría a pensar, y comenzaría a alimentar a sus pensamientos; se iniciaría la sensación de evolución de tantas edades.

Así que crearía a todas sus partículas e iba a comenzar a agregarlas a la trama mineral. Tal como siempre sucede, comenzaría con la hermosa trama de las plantas. Estas plantas serían simples en sus comienzos, pero no pasando mucho tiempo comenzarían a evolucionar. Comenzarían a hacerse más fuertes. Algunas de ellas serían las conocidas como las tramas de los árboles, y ellas se elevarían hacia el cielo y todo lo que se encontraba debajo de ellos iba a ser nutrido por su sombra. El sol comenzaría a rellenar con sus hermosas flores, las grandes praderas de pasto. Y ahí iba a estar, mis amigos, un planeta que se había despertado a la trama vegetal.

En toda su gloria, el Creador luego haría surgir lo que consideramos la trama de los insectos, porque esta trama fue la que podría hacer acelerar la evolución hacia delante. La misma contendría seres alados, y ellos se iban a cuidar los unos a los otros. Y ellos llevarían las semillas de las plantas y la distribuirían a lo largo y a lo ancho. Y así la evolución se abriría hacia la plenitud.

No pasaría mucho tiempo, mis amigos, antes de que el Dios Creador le ofrecería entonces a esta tierra los grandes pensamientos de otros mundos, y estos pensamientos serían en forma de la trama animal y la misma tejería estas partículas uniéndolas. Y los animales más grandiosos de los otros mundos se hicieron reales en este planeta. Ellos caminaron libremente, si se quiere, libres de miedo. Ellos tenían solamente un pensamiento y ese fue el de evolucionar.

Su conciencia era mucho mayor que la de la trama de las plantas. Ellos pensaron que se deberían cuidar los unos a los otros y de que deberían hacer surgir lo mejor de sus crías, porque algún día, ellos lo sabían dentro de la energía de su corazón, el Creador en todo su amor seguiría su evolución y haría surgir aquello que iba a ser llamado la experiencia humana.

EL MUNDO DE LEMURIA

¿Por qué suponen, mis amigos, que es tan importante que la gente de los tiempos modernos comprenda una sociedad tan antigua de lo que fue llamada la raza Lemuriana? ¿Por qué suponen que la gente se cuestiona cómo esta gran expansión llamada Lemuria vivió tal como lo hizo en una fuerza unificada de evolución? Y quizás lo más importante de todo, quizás lo más importante de todo es, ¿porqué hay tantos que están escribiendo las historias de esta civilización antigua?

Desde mi propio punto de vista parece simple. Parecer ser que ha llegado el momento de que Nosotros la Gente de la Tierra lleguemos a la comprensión colectiva de que el cambio es inminente, de que tienen que fijarse en su mundo de una manera totalmente distinta. Ustedes tienen que comenzar a considerar el uno al otro como importante. Ustedes tienen que comenzar el verse a si mismos como la luz de la vida misma. Ha llegado el momento de que el mundo humano vea más allá del color de la piel, de ver más allá de la forma de los ojos, de comenzar a reducir las fronteras que durante tanto tiempo los han mantenido separados.

Así que nos vamos a fijar en la antigua civilización de Lemuria. Vamos a comenzar a verla en su forma más hermosa. Vamos a ver a Nosotros la Gente de aquella época que podía vivir en armonía con todas las otras formas de vida. Ellos podían entretejer sus energías con las plantas y los animales e incluso con el mundo mineral, y pudieron llegar a la gran conciencia de que todo podía vivir en unísono. Ellos pudieron comenzar a prever un futuro que se desplegaba en semejante belleza como para que nada lo podía parar.

Y es por eso, mis amigos, que vamos a hablar acerca de esta cosa llamada el Gran Cambio de conciencia. Este puede haber sido un mundo que estuvo más adelantado de lo que era en si mismo, pero sin embargo sigue siendo un mundo al que vale la pena considerarlo, porque es el mundo al cual ustedes llegarán algún día – un mundo de amor, un mundo de evolución, un mundo que ha sido unido por la fuerza de un pensamiento, despertando hacia la sanación, despertando hacia el amor.

Este continente, tal como lo indicamos, ocupó la mayor parte de lo que ahora es el Océano Pacífico, comenzó su viaje con el despertar de las partículas del Creador en la forma humana. Ellos caminaron por esta tierra en la forma más hermosa. Ellos no existieron para superarse el uno al otro, ellos simplemente existieron para evolucionar. Ellos tuvieron mucho cuidado para asegurarse de que todo fuese igual. Ellos se aseguraron de que ninguna forma de vida superase a la otra. Ellos comenzaron con la comprensión de que podían vivir juntos al contrario de vivir separados.

Es un gran placer para mí introducirlos a muchos patrones energéticos diferentes de ese mundo. Va a ser un gran placer para mí introducirlos a grandes seres de aquella época. Será un placer para mí mostrarles de cómo medían diferentes cosas en el mundo de ellos. Pero más que nada, va a ser un placer para mi el abrir sus ojos y sus sistemas de pensamientos hacia una forma de vida que algún día va a ser suya nuevamente. Así que viajen conmigo ahora a medida que comenzamos.

Me gusta dejarlo completamente en claro la forma en la que mantuvieron sus historias, porque, verán, sus historias fueron mantenidas de una generación a la próxima por aquellos que serían considerados los ancianos de las tribus. Si se quiere, ellos estarían a cargo con el conocimiento de que debían estar a todo momento en estado de perfección. Así que siempre fue considerado un gran honor ser uno de los que mantenía los registros.

Estos registros serían desglosados en algo que llamarían “souljourns” (N.d.T. no encontré traducción exacta pero parecieran ser unos “diarios del alma”, por eso le pondré ese nombre). Estos diarios del alma comenzarían con el inicio mismo de la experiencia humana y se extendieron hasta el día en el que el último Lemuriano dejó su vida. Todo los que sucedía en el medio, mis amigos, sería registrado en estos diarios del alma. Habría miles de años de historia y los mismos serían los más magníficos de todos.

¿Cómo es que nosotros en el mundo de la Orientación teníamos acceso a los mismos? Porque nosotros somos eso; nosotros somos guías. Nosotros nos podemos conectar con registros y conocimientos de las grandes épocas pasadas. Nosotros podemos escuchar a medida que las grandiosas historias se comienzan a fusionar de una generación a la otra, y de esa manera nosotros podemos hacerlas surgir para ustedes, debido a que es un tiempo grandioso, es un lugar grandioso. Y más que nada, tal como ya lo hemos manifestado, es algo que ustedes encontrarán en el desarrollo de su propia aventura.

Los seres Lemurianos no tuvieron un gobierno tal como ustedes lo reconocerían hoy en día. Gran parte de la forma en la que existieron fue a través de lo que llamamos en aquel entonces el consejo. Porque viendo un consejo era aquel patrón energético que comenzaría a crecer y comenzaría a experimentar su propio despliegue, y ellos establecerían un patrón para que el resto de la gente les pudiera seguir. No era tanto como un grupo de leyes sino que era un grupo de experiencias, porque ellos habían probado todos esos otros procesos. Ellos habían arribado a la gran conciencia de que a fin de cumplir con su destino como Lemurianos, ellos tenían que encontrar armonía en todos los niveles de conexión.

Yo pienso que es importante notar aquí que una de las partes más importantes de cualquier persona, de cualquier ser, para llegar a ser un miembro del consejo, es que ellos tenían que tener el mayor enfoque, y el mayor enfoque era el de querer reemplazarse a si mismos lo antes posible, porque su viaje era el de evolucionar y ellos podían evolucionar solamente cuando se hallaban por ahí practicando las diferentes realidades. Aquellos que estaban comprometidos con un consejo, mantuvieron firmemente todo lo que habían aprendido hasta que el nuevo aprendizaje se iba a convertir en realidad.

Y así el Lemuriano hizo su camino hasta el consejo y saliendo del consejo, y luego hasta otro consejo. Había consejos que se ocupaban de todas las cuestiones, y esto siempre se llevó a cabo de la manera más hermosa y el movimiento más justo, porque se decía que no hacía falta que alguien perdiese.

Así que, ¿cómo hacían ellos para tener lo que ustedes hoy en día llamarían un tipo de energía de ganar y ganar? Era un despliegue, mis amigos, sin precedentes en cualquier otra historia. Era un despliegue por medio del cual ellos sabían que el amor tenía que ser la respuesta a todo lo que es. No era algo poco realista. No era un grupo de circunstancias vagas, tal como lo llaman hoy en día. Estos miembros del consejo eran conscientes de sus posiciones con gran seriedad. Porque ellos sabían que algún día ellos tendrían que enfrentarse a un consejo, se aseguraban de que el consejo que ellos representaban era tan abierto y cumplidor como era posible que fuese, porque ellos sabían que todas las decisiones finales eran tomadas por miembros del consejo, y estos consejos estaban ahí sólo para cuidar de cada uno salga al frente.

Ellos utilizaban las sabidurías que fueron transmitidas desde las épocas de sus ancestros una y otra vez viendo el despliegue de un gran evento, y ellos tratarían de mejorarlo cada vez que fuese posible. Nunca hubo un momento en el que ellos mirasen hacia atrás para ver algo que ellos no podían mejorar. Siempre se trataba de hacer surgir la magia más maravillosa de la época.

El servir en un consejo no era una recompensa, sino que realmente era un deber, el deber de toda la humanidad de evolucionar. Ellos hablaban abiertamente con los ángeles y ellos hablaban abiertamente con los guías. Ellos se hablaban de tal manera el uno con el otro de que todo permanecía claro. Pero lo más importante es que hoy quiero que comprendan – aunque la mente humana no puede comprender plenamente el concepto de cómo un consejo podía guiar a toda una sociedad – de cómo los consejos podían ser desglosados en diferentes formaciones para que siempre fuesen capaces de hacer surgir una respuesta. Ellos nunca se podían ir de una reunión del consejo sin haber llegado a una conclusión, una conclusión que era lo mejor para toda la humanidad.

No se trataba de una persona o de un grupo; se trataba de la humanidad. Se trataba de la Vida viviente del Creador. Era la forma en la que podían evolucionar hacia el siguiente nivel. Lo más importante, se trataba de su evolución porque ellos querían ver hasta dónde ellos se podían aferrar a este concepto de ser humanos pero vivir como un Creador, de vivir como un ser de luz encarnado. Y es así como ellos consiguieron avanzar.

A medida que estudiamos los diarios del alma, nos vamos a encontrar con una época en la que se perdieron en su viaje evolutivo. Nunca vamos a ver un período de tiempo en el cual no podían encontrar alguna solución, porque, verán, ellos siempre abrieron sus corazones. Ellos escucharon dentro del amor. Ellos encontraron una experiencia que podía ayudarles para avanzar hacia el próximo nivel. Siempre se trataba de encontrar la belleza del resultado final. Y es así como siempre tuvieron éxito.

Mientras que por el momento nos alejamos de los consejos, yo quiero hacerles ver la sociedad del ser Lemuriano – la sociedad que no vivió tanto en una jerarquía sino en un nivel de conciencia. Porque cada uno estaba consciente que si, de hecho, alguien había estado ahí por más tiempo y que había visto más, ellos podían aprender de él. Y así los mayores fueron tratados con el elevado respecto que se merecían.

Pero ellos no emplearon todo lo que les fue enseñado por sus mayores. Nuevamente, ellos entraron a este espacio y tiempo en el cual abrirían sus corazones frente a un mundo que vivió antes que ellos. Ellos pudieron ver generaciones de otros trabajadores de la luz, y ellos podían contactarlos simplemente viajando a través del espacio y del tiempo. Y allí fueron capaces de encontrar la gran orientación.

Ellos no aprendieron de los errores de los otros. Ellos aprendieron del gran despertar de estos otros. Ellos vieron dentro de ellos esa cosa que hacia avanzar algo y ellos se expandieron sobre eso. Ellos nunca aprendieron de la carga de los viejos tiempos. Ellos aprendieron solamente de lo que era posible y de lo que era nuevo. Debido a que se fijaron en todo lo que se había hecho, y que pudieron elegir solamente las partes más hermosas de ello, porque ese era su viaje, porque sabían que algún día estarían buscando algo, y en ello lo iban a descubrir. Su descubrimiento iba a ser magnífico. Iba a abrir nuevos reinos de conciencia, y se abriría un diario del alma totalmente nuevo.

Así que verán, mis amigos, ellos no precisaron tener un gobierno. Ellos no necesitaron la fuerza de la policía. Ellos no necesitaban de alguien que los vigilase, debido a que ellos mismos se vigilaban, y todos ellos estaban preocupados con su propia evolución, la evolución de todos, la evolución del estado de ser. Y eso es lo que encontraron. Y eso es lo que cuidaron. Y eso es lo que los mantuvo como son.

© 2005 Fred Sterling Para mayor información contactar
Lightways Publishing, 1539 Kapiolani Blvd. , Honolulu , Hawaii 96814 USA
Tel: + 808 952 0880 – www.kirael.com

.

PD: No crean todo lo que leen, busquen en sus corazones el indicio y la vibración que les confirme la verdad y el sentido de las afirmaciones que aquí y en otros lados se realizan! Recuerden que dentro de uds. está toda la sabiduría necesaria!


“Señor … enséñame a permanecer calmadamente activo y activamente calmo. Haz que pueda ser un príncipe de paz sentado en el trono de la serenidad gobernando el reino de la actividad”. Paramahansa Yogananda.

About Pedro

En la busqueda de mi mismo...
This entry was posted in Canalizaciones, Espiritualidad, Lemuria and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.