Mensajes de la Montaña…

seres-de-luz-52

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Algunos de ustedes sienten que Dios y la Fuente están lejos; Dios está en el cielo y ustedes… ustedes están en el suelo. De modo que la separación misma se interpone a la clase de fusión que algunos buscan, la que les permitiría andar por montañas y valles tomados de la mano con la Fuente Creadora. Y además de esto, a algunos les enseñaron durante toda su vida que no pueden lograr esa clase de fusión, que no está en sus manos. Y vienen y se sientan aquí o recorren el sendero y una pequeña voz, que tal vez emana del suelo, de los árboles o del agua, les dice: “¡Hazlo de todos modos! ¡Hazlo de todos modos!”

La voz de Dios es más pequeña de lo que creen. Es porque tienen libre albedrío, queridos, y la idea de que podrían despertar a una mayor impronta de conciencia tiene que nacer de ustedes. Tienen que deducirlo de la evidencia que los circunda y no de otras fuentes. Yo puedo venir aquí y presentársela, pero tienen que poner de su parte. Deben hacerlo ustedes. Yo podría decirles que mientras están sentados aquí, el origen de sus problemas es eminente si se extienden y lo tocan, pero no puedo darles todo hecho. ¡Quiero hacerlo! ¡Sí quiero!

Me gustaría describirles detalladamente el cambio que se cierne sobre ustedes en este momento, nuevas realizaciones y despertares, si eligen tender su mano, y con toda intención y honestamente con la mayor fe que puedan tener en lo que no pueden ver y no conocen, dicen “¡Muéstrame! Lo que quiero, querido Espíritu, es estar contigo.” Y eso, amigo mío, es el catalizador para el cambio de consciencia que ahora está disponible para ustedes.

Permíteme decirte algo que nunca dije antes: no necesitas ser espiritual para tener a Dios en tu vida. ¿Qué tal? (Kryon ríe). Un Ser Humano con Dios en su vida, esto es, el que absorbe entonces la información esencial y la aplica a sí mismo, es el que tiene éxito con otros Humanos. El que es pacífico con los demás. El que no tiene miedo de lo que sucede en su cuerpo. Alguien aquí necesita oír esto. Sé quién eres, querido, te das cuenta, ¿verdad?, ya sabes a quién le estoy hablando. No vas a recibir tu sanación hasta que cese tu miedo. Sabías eso, ¿verdad? Mientras tengas miedo, estarás interponiendo un muro de ladrillos, y no va a suceder nada.

Y aquí estás con la información. Estoy diciendo que tu esencia es la Esencia; no es alguna idea espiritual. No pertenece a la Nueva Era. ¡Le pertenece a la humanidad! Están todos buscando lo mismo. Te hallas en ese lugar ideal y sientes que es un buen lugar para eso. Si vas a caminar, si trepas la montaña, o si sólo vas a dar una vuelta por los alrededores por un corto tiempo, te desafío: éste es un buen lugar; estás en un nodo del planeta donde existen cápsulas de tiempo listas para exponerle esto al Ser Humano que desee recibirlo. Pero tienes que desearlo.

“Kryon, por favor, describe qué hay realmente en la montaña.” (Kryon se ríe). Lo oigo ¡Lo oigo! No puedo hacerlo, porque no lo entenderías. Puedo darte metáforas, darte pistas, darte ideas. Puedo reescribir tu mitología, si quieres. Ya es hora.

Lo que presentaré a continuación se da con amor pleno, apropiadamente, con madurez para quienes deseen oírlo adecuadamente, y si resuena con ustedes los invito a llevarlo al próximo nivel. Si deciden permanecer en la creencia que tienen, igual les servirá, porque esto honra esa creencia que tienen. Así es como los vemos a todos. Sin “debería.” Hacen aquello que los lleva a una alianza con la parte más próxima a su esencia. Y esa alianza puede ser algo muy diferente o más simple que para otra persona. El intelectual puede tener una alianza muy distinta a la del que no es un intelectual. El Ser Humano emocional tendrá una clase de alianza muy diferente del que no lo es, y todos ellos pueden tomar la mano de Dios.

De modo que lo que se presentará a continuación es una pista de lo que puede estar sucediendo en la montaña que está tan próxima a ti. Es un nodo, querido. ¿Qué te dije al respecto?

Aurelia Jones está aquí. Algunos de ustedes saben quién es ella y otros, no. Ella rodea esta zona con sus brazos y celebra que hayan venido a su montaña. Al principio, cuando ella llegó, queridos, la montaña le habló. Le dio imágenes e información, y lo hizo de modo que pudiera entenderlo como Ser Humano que caminaba en 3D. Porque Dios no está en 3D. Por lo tanto, las cosas que había que darle se le dieron en un contexto que pudiera comprender.

Y ella conoció a Adama, que era el Lemuriano principal de la ciudad dentro de la montaña, y toda la información que ella recibió, literalmente estaba referida a la cápsula de tiempo que tarde o temprano se abriría para diseminar la energía y la información que contiene, junto con su compañera.

Un nodo tiene un compañero que se llama zona nula, pero no les voy a hablar de eso todavía. Permítanme hablar del que tienen frente a ustedes ahora. Para poder describir lo que realmente podría estar allí, tendré que llevarlos en un viaje metafórico para que lo aprecien. Y eso haré. Lo que voy a hacer será en sociedad con la consciencia del que me canaliza. Yo sé lo que él sabe y, en estos momentos, él ve lo que yo veo.

Imagina por un momento que has subido a la montaña y decides tener una sesión de Skype con alguien en Sacramento. Ahora bien, eso es factible porque Internet está disponible por satélite. Si tienes una antena satelital y una computadora con batería, puedes hablar por Skype en cualquier lugar del planeta. De modo que decides hablar con un hombre que está en Sacramento y abres tu computadora y comienzas la conversación.

Y aquí estás en la montaña, la pantalla está protegida contra las rocas para preservarla del sol, para que la puedas ver, y estás sosteniendo una conversación en tiempo real sobre la energía, o tal vez la geología, y llega un anciano de mil años de edad que sale de una máquina de tiempo (Kryon se ríe) y ve lo que estás haciendo y cae de rodillas diciendo: “Estás hablando con el hombre en la montaña.” Y le contestas: “No; no es así. Estoy hablando por Skype.” Él dice: “No importa lo que digas, mis ojos me muestran una cosa; mis sentidos me dicen una cosa: hay un hombre en la montaña hablándote y tú le contestas,” e inclina su cabeza y comienza una ceremonia. ¿Qué vas a decirle?

¿Te das cuenta de los niveles de Física que tendrías que explicarle para conseguir que él comprenda lo que es Skype? Viene de un lugar donde no hay electricidad; ese sería un comienzo, comprender todo lo que significa la energía y luego la cuestión de la era digital y las computadoras, sin mencionar la internet y además sus aplicaciones. ¿Cuántos niveles te separan de su realidad? Y te pregunto: ¿Es magia? ¿Estás hablando con el hombre en la montaña? La respuesta es no; estás usando Skype. Y lo haces todos los días. Pero el anciano de rodillas, que ahora toca la tierra con la frente, está convencido de que aquí hay magia, que hay esencia en la montaña, y que estás teniendo una conversación en tiempo real.

Ahora bien: algunos ya saben a dónde voy. ¿Cuántos niveles separan lo que está pasando dentro de la montaña de tu consciencia aquí? La respuesta es: ¡Cientos! No puedo explicarte lo que hay allí en una terminología que puedas entender, pero puedo decirte que estás usando Skype con Lemurianos. Y que no están en Sacramento.

Déjame darte la definición de Lemurianos: representan la consciencia esencial de la Fuente Creadora que es las Siete Hermanas, que son las Pléyades. Y cuando los Lemurianos armaron esto en un estado cuántico, se entrelazaron con las Siete Hermanas. Y lo que sucede en la montaña está en tiempo real; les enseñamos acerca de la cápsula de tiempo, pero ustedes no preguntaron qué tiempo. ¡Es ahora! ¡Y las cápsulas contienen lo que está disponible ahora! No algo plantado. Una cápsula de tiempo. No como la plantarían ustedes, sino una disponible para recibir en tiempo real lo que han pedido. Y ahora comienza a llegar la sabiduría, los conceptos, la invención, la madurez espiritual, todo está disponible. La ciudad en la montaña es real, pero no está en la montaña, (Kryon se ríe) si entienden lo que quiero decir. Les digo quién lo va a entender primero: la gente joven, porque todos ellos conocen Facebook. Entienden el concepto de lo que esto significa para con otros. FacebookGaláctico: eso es lo que hay en la montaña.

De modo que, a medida que se aproximen, los invito a mirarlo en forma tal vez diferente de como lo veían antes. Una consciencia que le habla al alma vieja en tiempo real; no como algo plantado allí para ser liberado con información antigua que podría haber sido buena y sabia, sino una cápsula lista para abrirse con las energías correctas, con los sonidos correctos para traerles una sabiduría en tiempo real de lo que se aproxima. Fue diseñada para este momento.

Y ése es el mensaje de hoy. ¿Cómo van a interpretarlo y cómo los va a afectar? ¿Están lo bastante abiertos como para involucrar a su intelecto para descartar lo que no pueden entender? (Kryon se ríe). Y si es así, se están abriendo a aquello para lo que el alma vieja está aquí y ese es el conocimiento del futuro y la madurez de su evolución espiritual.

Ustedes son el próximo paso. Y la montaña no puede enviarles su información a ustedes toda junta. A menos que estén receptivos, nada ocurre. Así que suban sus antenas, queridos, y prepárense, porque la montaña tiene mucho para decir.

Y así es.
Kryon

About Pedro

En la busqueda de mi mismo...
This entry was posted in Canalizaciones, Espiritualidad, Lemuria and tagged , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.