Aprendiendo más sobre los Chakras (Parte 8 de 10): Chakra Sahasrara

Chakra_Sahasrara

El séptimo chakra también se denomina Chakra de la Coronilla. Está ubicado en el punto más alto de la cabeza. Aquí nos abrimos a mundo espiritual y tomamos conciencia de la unidad cósmica. A través de este chakra estamos ligados a la razón de todo Ser, a lo Divino y nos sentimos plenamente acogidos dentro de él.

Los 7 chakras nos representan 7 derechos que nos corresponden por nacimiento, derechos que en ocasiones las circunstancias de la vida hacen que se nos restrinjan, por ello debemos mantener nuestros CHAKRAS, abiertos y equilibrados.

7º Chakra Corona – “El derecho a saber”

El derecho a la verdad, a la información, a la educación y a los conocimientos. Imponer una creencia espiritual a otra persona atenta contra el derecho de saber, cada persona tiene el derecho de saber que más le conviene.

Es un chakra que vibra con altísima rapidez, cuando se activa encontramos nuestro propio potencial.


Septimo Chakra: SAHASRARA  (Corona)


Color Fuccia, Blanco y Oro
Elemento Pensamiento
Mineral Cuarzo Trasparente
Piedra Diamante, Amatista y Cristal de Roca
Manthra AUM
Aromas/Perfumes Loto
Estimulantes Rosa y Olíbano
Localización física Parte superior de la cabeza
Sistema fisiológico Sistema Nervioso central y Cerebro
Glándula endocrina Pineal
Vertebra asociada Ninguna
Temas fundamentales Sabiduría Interior
Acción interior Liberación ataduras pasadas
Acción física Meditación
Acción Mental Consciencia
Acción Emocional Identidad asumida o escogida
Acción Interna Consciencia trascendental
Asociado A la consciencia Cósmica
Acción Por el Pensamiento
Significado Multiplicado por mil
Cuerpo Celeste Urano
Mandala Rueda con mil radios
Arquetipo Siva, el sabio

Sahasrara o Chakra Corona o Coronario es el chakra del sentido, el chakra maestro que controla a los demás. Su rol sería parecido al de la glándula pituitaria, que segrega hormonas para controlar el resto del sistema endocrinológico, y que también se conecta con el sistema nervioso central a través del hipotálamo. Simbolizado por un loto con mil pétalos, de color blanco o violeta, se localiza en la cabeza, fuera del cuerpo. Su piedra es el cuarzo transparente.

Chakra Sol-Saturno, Urano, Neptuno o Centro Coronario (Chacra Sahasrara)

Es la Rueda Coronaria o Pineal, situada arriba de la Coronilla y se conecta con la Glándula Pineal (poco desarrollada en mucha gente y de por sí es un huesillo pequeño que no tiene importancia en la ciencia materialista), es nuestro nivel saturnal que conecta con el uraniano y neptuniano, es decir Saturno representa al Espíritu Santo, Urano al Hijo y Neptuno al Padre y por tanto los tres son la Mónada Divina o el Dios Interno, el Verdadero Ser Divino y por tanto es también el cuerpo causal, sin embargo éste Centro nos conecta primero con el Espíritu Santo. Despertando sus poderes nos conecta con la Divinidad Verdadera la Trinidad Sagrada Padre Hijo y Espíritu Santo, lograrlo mediante la cristificación anterior mediante el Cristo Íntimo llegamos al Padre mediante la unción del Espíritu Santo en comunión con el Hijo. Quien logra abrir éste chakra es porque ha llevado una plena Cristificación pues la humanidad actual es difícil que lo haga aunque debe esforzarse en hacerlo, pues es la Corona de los Santos, la Liberación completa, solo los Maestros Ascendidos lo han hecho, santos, profetas, hombres de Dios consagrados plenamente. Sin embargo debemos trabajarlo aunque no se abra a plenitud, quizás a muchos sí se les abra ésta Rueda trabajando asiduamente y teniendo equilibrados todos los chakras pero no se abrirá a plenitud como es que debe ser a menos que definitivamente se consagre la persona a Dios, el mantram en una exhalación es TRIN es decir así: TRRRRRRRRRIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIINNNNNNNNNNNNNNNNNN.

Esos pues son los Siete Chakras y deben trabajarse asiduamente para despertar nuestras facultades de nuestra Alma representada toda por el Sol, es por eso que a los chakras les llamo Sol-Tierra, Sol-Luna, etc pues es el Alma en los distintos niveles en que es envuelve hasta que llega a niveles superiores cuando Dios lo diviniza es en el plano causal y es la meta final de todas las almas, aunque aparentemente es el final aún así como dice en un escrito sagrado “La Luz será cada vez mayor, pero jamás tocarás la Llama”. Es decir El Dios Supremo, Absoluto e Infinito Ain Soph Aur jamás lo tocaremos aunque su Luz sea nuestro cobijo.

Integración de la personalidad total con la vida y los aspectos espirituales de la humanidad.
Está relacionado con la conexión de la persona con su espiritualidad y con la integración de todo su ser, físico, emocional, mental y espiritual. El séptimo centro o chakra integra los seis anteriores con todas sus cualidades y aspectos. Se encuentra situado en el punto supremo, encima de nuestra cabeza y en el centro. Se abre hacia arriba. Representa el último escalón en la evolución de la consciencia humana. La humanidad en su globalidad se encuentra ante la posibilidad de despertar este chakra. El chakra corona nos da la percepción directa de la realidad, conseguida mediante el despertar espontáneo de la Kundalini.

Conectado con la glándula pineal, la corteza cerebral y nuestros chakras superiores, este chakra regula muchas funciones intra y extracorporalmente. Gerber dice: “El cuerpo recibe corrientes de energía a través de un chorro que entra por el chakra coronario”. Representa la energía cósmica pura, e indiferenciada. La dirección dominante del séptimo chakra, es el deseo de experimentar la guía Divina, cualquiera sea la definición que se tenga de este centro psíquico del conocimiento superior, recibe las energías y la guía espiritual necesarias para activar nuestro propósito. Dado que esta conectado con planos superiores, el séptimo chakra es visto como el centro de nuestra divinidad, el lugar a través del cual conocemos nuestra unidad con la Fuente Divina y con todos los otros seres espirituales.

Todo el instrumento sutil esta integrado en el chakra corona; cada chakra tiene su asiento aquí. Cuando la atención y la atención suben a este chakra, se entra en una nueva dimensión de consciencia. Se va más allá de lo relativo, hacia lo absoluto. Se asciende por encima de los tres canales del sistema sutil, más allá del presente, del pasado y del futuro, se entra en un estado sin tiempo y se experimenta el gozo interno y la paz del Espíritu. Al perder el ego y los condicionamientos se disfruta de la dicha del Divino. Este es un lugar celestial, mucho más allá de cualquier imaginación fantástica.

De forma similar a como la luz incolora reúne todos los colores del espectro, en el chakra supremo se reúnen todas las energías de los centros inferiores. El chakra corona es la fuente y punto de partida para la manifestación de todas las restantes energías de los chakras. Aquí estamos unidos con el Ser Divino, sin atributos y amorfo, que contiene en sí todas las formas y atributos no manifestados.

Como hemos visto, la apertura y armonización de los chakras descritos hasta ahora pueden transmitirnos una gran plenitud de conocimiento, experiencias y capacidades. Pero sin la apertura del chakra corona siempre tendrás la sensación de separación de la plenitud del ser, y por ello no estarás totalmente libre de la angustia. Por esta angustia, en los chakras se seguirá manteniendo un resto de bloqueos residuales. Los chakras no podrán desplegar toda la amplitud de sus posibilidades, y las energías individuales no vibraran en perfecta consonancia con la intención del creador, y, por lo tanto no habrá plena armonía entre ellas.
Cada uno de nosotros tiene un propósito; la intención Divina que nos trajo a esta encarnación. En cada uno de los chakras hay ciertamente un propósito, pero el séptimo chakra nos despierta el propósito que lo abarca todo, el cual es el propósito del alma para esta vida. Aqui no hay manera de negar su propósito y ese conocimiento lleva consigo una responsabilidad. ¿la aceptamos o la rechazamos?. Ahí hay una elección. Si lo aceptamos lo Divino nos suministra toda la energía y las circunstancias que necesitamos para realizar el propósito del alma.

Cuando la Kundalini alcanza el corona comienzan a abrirse los mil pétalos de este chakra y la iluminación empieza a manifestarse. Se puede experimentar una pulsación sobre el hueso de la fontanela, seguido de un sutil flujo de vibraciones frescas. La Kundalini une la consciencia individual con la consciencia universal. El Alma individual (Atma), se conecta con el Espíritu Supremo (Paramatma). De repente, uno se siente conectado con la corriente universal de vibraciones, con el gozo sutil que está presente en la naturaleza.

La apertura de este chakra se conoce como segundo nacimiento. El nacimiento de un ser humano se puede comparar al nacimiento de un huevo, y la realización, a la rotura de ese huevo y al nacimiento del polluelo. Por eso se suele regalar un huevo en Semana Santa, para simbolizar el estado durmiente del hombre.

La Kundalini despierta al ser humano a dimensiones desconocidas, entramos en el consciente colectivo, uno es parte del todo. Tu consciencia está completamente en calma y distendida, y en la calma vives tu auténtica esencia como el ser puro omnipresente, en el que existen todas las cosas. A medida que se va desplegando el chakra corona es más frecuente la aparición de estos momentos, y cada vez se experimentan con mas claridad, hasta que se convierten en una realidad permanente.

Cuando tu ser esté maduro para ello, esta iluminación definitiva puede aparecer súbitamente, y no existe camino de regreso en tu evolución. Tienes la sensación de haber despertado de un largo sueño y de estar viviendo la realidad solo ahora. El dominio de la Ilusión (Maya) desaparece. En tu camino hasta allí te has convertido en un recipiente vacío, en cuyo receptáculo vacío se ha vertido el ser divino hasta ocupar su último rincón. Al establecernos en este nivel de consciencia podemos mantener este estado durante el resto de nuestra vida. Ahora sabes que esto es tu auténtica esencia, la única realidad permanente. Y tu “YO” individual se ha convertido en el “YO” universal.

Cuando el ser humano conecta con el infinito se vuelve infinito. Los sabios lo han descrito poéticamente como la unión del amante con la amada. Buda lo llamó el Vacío, Mahavira el Nirvana, lo Vedas lo llamaron Moksha y Cristo el Reino de los Cielos.

En nosotros, los hombres, están contenidos todo los planos de la creación, desde el ser puro, hasta la materia compacta, y vienen representados por los diferentes planos de vibración de los chakra. Así, el proceso de manifestación se consuma en nosotros y a través nuestro.

UN SEPTIMO CHAKRA PLENAMENTE FUNCIONAL DA POR RESULTADO ESTA CONCIENCIA:

“ESTOY SINTIENDO, PENSANDO Y EXPRESANDO AMOROSAMENTE MI VISION DEL PROPOSITO DIVINO”.

Maestro de sus chakras maestro de su vida

El chakra de la corona – La Puerta del Cielo

El chakra de la corona es una puerta abierta a la comunicación y a la canalización. Es el chakra de la comunicación celeste y de la comunicación interior. Sin este chakra, no podríais vivir. Tenéis necesidad de alimentaros del Cielo, igual que necesitáis alimentaros de la Tierra. Este chakra también es llamado la Puerta del Cielo, como una puerta de recepción y de emisión. Desde este chakra emana la glándula pineal localizada en el centro de vuestro cerebro. De ahí se eleva el cono del chakra. En las obras muy antiguas, este chakra es descrito como una flor de loto que abre sus mil pétalos.

Igual que las raíces terrestres pasan a través de las piernas y entran en el suelo a través de los tres chakras que están bajo los pies, las raíces celestes se dirigen, a través del cono del chakra, hacia los planos superiores de la conciencia, se elevan y envuelven a los tres chakras superiores que están por encima de la corona. Cada uno de esos centros os da acceso a otros siete planos de conciencia. Más allá de esos siete planos de conciencia hay otros siete planos

El chakra de la corona es un centro de comunicación que alimenta a todos los centros de energía localizados en vuestra envoltura física. Nutre a todos esos centros con la vibración de sus planos superiores de conciencia.

Incluso en los humanos que aún son prisioneros de la segunda o de la primera dimensión terrestre, allí donde existe la destrucción en estado puro, ese chakra no está necesariamente cerrado. está abierto y recibe a la vez vibraciones superiores vibraciones inferiores que provienen de aspectos planetarios más oscuros. Así, los seres que habitan en ]os planos de conciencia en los que la densidad está muy cristalizada, se nutren de una fuente que no es necesariamente luminosa, pero que lo es siempre en su centro. 1 hablamos de la luz que habita en lit sombra.

En algunas almas encarnadas que habitan en la tercera dimensión, el chakra de la corona no está necesariamente desarrollado. Se parece una flor cerrada sobre ella misma que todavía no ha abierto sus pétalos. Así, esos seres pueden sentirse separados de sus raíces celestes, separados de su luz; sin embargo, las raíces de la corona están ahí, pequeñitas.

Las raíces Se desarrollan con el reconocimiento de vuestra capacidad de comunicar con los planos superiores de conciencia, con la apertura de la conciencia y con la apertura del loto de mil pélalos.

El chakra de la corona es una puerta abierta a los otros planos de conciencia.

Para que el chakra de la corona se abra y el alma tenga acceso a su alimento celeste. Si el ego está fuertemente edificado, quizá el alma esté desvinculada de ese alimento celeste y, a través del condicionamiento social y familiar, la personalidad ponga trabas a la comunicación con los planos celestes.

Vínculo con los otros chakras

Es posible, pues, para el chakra de la corona, desarrollarse para que podáis levantar el vuelo, desplegar vuestras alas. Sin embargo, para que ese chakra se desarrolle, para que respire sanamente y pueda expandirse sin desequilibrar a los otros chakras, necesitas una base sólida. Es necesario que vuestro Chakra de, la base esté tan desarrollado como vuestro chakra de la corona. Una estructura así os permitirá una comunicación real con la kundalini de la Tierra. La kundalini de la Tierra es ese, magma que existe en las profundidades de la Intra-Tierra. Si vuestra corona está tan desarrollada como vuestra base y viceversa, estaréis en comunión con los tres mundos: la Intra-Tierra, la Tierra y el Mas Allá de la Tierra. Encontraréis la descripción de estos tres mundos en los textos sagrados de cada una de, las civilizaciones terrestres.

Recordad vuestras vidas, vuestras vidas como maestros, en las que fuisteis capaces de reconocer la energía de los tres mundos y fusionar esta energía en vosotros.

Cuando los chakras de la conciencia y de la corona se fusionan, vivís ¡in cambio total en la percepción de vuestra propia realidad. Os es más fácil estar constantemente en comunicación con los planos de conciencia diferentes del plano terrestre. Así, os es más fácil recibir comunicaciones de los guías y de otros seres de luz, localizar los lugares sagrados del planeta, leer las puertas vibratorias que existen en otros planos de conciencia en el planeta Tierra, dejaros guiar en tiernpo y lugar hacia puntos de encuentro en los que ayudar a la Tierra en su desintoxicación. Si vuestros dos chakras superiores están fusionados, seréis capaces, por una elevación de vuestra conciencia, de ayudar a que los lugares sagrados reencuentren su poder vibratorio, y así ayudar a la Tierra a elevarse en su tránsito.

Disfunciones

En todos los maestros, es muy importante que los dos chakras, conciencia y corona, estén fusionados.

Está fusión será muy difícil, incluso imposible, si en la conciencia existe una fisura -que significa que hay una duda, el miedo, una distorsión que expresa la canalización de una energía de poder que ejerce el poder psíquico sobre el otro-, si existe una distorsión que signifique un desalineamiento de la energía divina contenida en el receptáculo de la conciencia. En estas condiciones, será difícil para el maestro recibir bien los mensajes que provienen de los planos celestes.

Así mismo, si vivís con cólera o rencor respecto a la Fuente divina, debido a muchas memorias no sanadas, o si tenéis miedo de canalizar lo divino que se aloja en vuestro chakra de la corona, os será difícil recibir los mensajes que provienen de vuestros guías o de los maestros del egregor de los maestros. También os será difícil canalizar vuestra propia fuente.

El CHAKRA CORONA, localizado en la cima de la cabeza, es el punto de contacto con el Ser Esencial, que está más allá de la mente, la fuente de la conciencia cósmica y nuestro centro espiritual. Ambos, el chakra del entrecejo y éste se abren mediante la meditación. Cuando las personas dicen que están “hablando desde la parte superior de sus cabezas” están aludiendo a la inspiración que resulta de sintonizar esto dos centros.

Un bloqueo de este chakra hará que la apertura y armonización de los chakras inferiores, así como la experiencia y conocimiento adquiridos por medio de ellos nos sintamos separados de la plenitud del ser. Todo ello impedirá que nos sintamos realizados por completo al no eliminar todo el miedo y la inseguridad. Dicho bloqueo evitará que la energía de los demás chakras vibren en armonía con la creación y entre ellas mismas.

La parte superior de vuestra cabeza es conocida como el séptimo chakra, o chakra corona, y este dinámico centro conecta el sistema nervioso físico a la mente cósmica. Vuestro sistema nervioso controla y coordina todos los órganos y estructuras del cuerpo al funcionar como un receptor de radio tanto para las señales internas como para las externas; de hecho, se extiende más allá de vuestro cerebro y llega al éter en forma de finos lazos o hilos dorados a modo de filamentos codificados de luz que os conectan con los otros planos de la realidad. Las lecciones de este centro tienen muchas facetas y. en esencia, implican mantener un estrecho equilibrio de integridad requerido para los viajes entre la realidad física y no física. Cada centro energético trabaja en armonía con los demás centros y amplia vuestra mente y vuestro corazón para una consideración de posibilidades mayores. haciendo inevitablemente más espacio para la energía cósmica que penetra en vuestro cuerpo para mejorar vuestras vidas.

.

PD: No crean todo lo que leen, busquen en sus corazones el indicio y la vibración que les confirme la verdad y el sentido de las afirmaciones que aquí y en otros lados se realizan! Recuerden que dentro de uds. está toda la sabiduría necesaria!


“Señor … enséñame a permanecer calmadamente activo y activamente calmo. Haz que pueda ser un príncipe de paz sentado en el trono de la serenidad gobernando el reino de la actividad”. Paramahansa Yogananda.

About Pedro

En la busqueda de mi mismo...
This entry was posted in Espiritualidad, Sabiduría Oriental and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to Aprendiendo más sobre los Chakras (Parte 8 de 10): Chakra Sahasrara

  1. Pingback: Aprendiendo más sobre los Chakras (Parte 7 de 10): Chakra Ajna | Blog de Pedro Martin…