SINTIÉNDOTE EN EL HOGAR EN LA TIERRA

magdalena

Abril 14 de 2013

Queridos amigos, Queridos hombres y mujeres:

Me llena de alegría estar con vosotros en esta clara mañana. Somos viejos amigos. Muchas veces antes, nuestras sendas se han cruzado en el tiempo y el espacio. Sentid nuestra vieja amistad; somos parte de la misma familia. Abriga por un momento este sentimiento de familiaridad, de llegar al Hogar.

Simplemente relájate; y deja que todas las tensiones de tu interior, se vayan. Visualiza que la tensión fluye hacia la Tierra y es neutralizada. Siente que tu cuerpo se relaja y se hace más pesado. Recibe la energía sanadora que retorna de la Madre Tierra y permítele que circunde tus pies y tus piernas; y fluya hacia tu cintura y tu vientre. Siéntete apoyado por la Tierra; estás a salvo.

Siente el ritmo de la Tierra; es lento y firme. Éste es el ritmo que buscas. Tu Alma viene de un reino diferente; y cuando desciende tiene que ajustarse al ritmo de la Tierra. Tu Alma tiene que habitar un cuerpo y tiene que aprender a usar una mente; y se puede confundir por eso. El Alma está en una senda de aprendizaje. No eres solamente tú como Humano quien está aprendiendo, tu Alma también está aprendiendo y creciendo.

En tu Alma, tienes recuerdos dolorosos sobre estar en la Tierra; y consecuentemente, no es evidente para ti que puedas confiar en la Tierra y rendirte a Ella. En tu cuerpo puede haber bloqueos que impiden que te relajes y te sientas seguro aquí. Éste bloqueo es una energía, no es algo sólo físico.

En realidad, este bloqueo no fue causado por la Tierra, sino por lo que te sucedió en el mundo Humano: la negatividad que experimentaste aquí, el dolor del rechazo y de no encajar. Esto ha hecho que sea difícil para ti sentirte aquí en el Hogar.

Quiero recordarte la verdadera naturaleza de la Madre Tierra. Ella es un Ángel en sí misma. Piensa en la belleza de los bosques, los océanos, las flores. Ésa es la verdadera naturaleza de Ser en la Tierra; y tú eres parte de esta majestuosa realidad. Tú mismo eres como una flor, pero una flor no puede abrirse a menos que esté firmemente arraigada.

Tienes que sentirte en el Hogar en la Tierra para poder expresarte, para expresar tu Luz. Así que ahora Yo te invito a conectarte con la Tierra, con el ángel que Ella es. Siente su energía profundamente dentro de tu cuerpo, tú eres su hijo o su hija; y puedes relajarte.

Ahora imagina que estás caminando en un bello lugar de la naturaleza. Puede ser un bosque, o cerca del océano, o en el desierto; y haz que esta visión sea muy real y viva para ti. Siente los elementos de la naturaleza, el viento, el sol, el aire. Siente el suelo bajo tus pies. Luego siéntate y pon tus manos en el terreno. Permite que la Tierra te afecte, te sane; y te recuerde tu asociación con Ella.

Tu Alma quiere estar aquí, aún cuando tu Alma ha sido herida en la Tierra, especialmente por el temor y la lucha que están presentes en la sociedad humana. Pero como Ser Humano, tú estás conectado también con la naturaleza y con la armonía y con el ritmo que hay. Y si abrazas la naturaleza, tanto fuera como dentro, puedes oír claramente el mensaje de tu Alma.

Así que aún estás en la Tierra. Siente una energía que te llega desde arriba. Eres muy capaz de recibirla, porque ahora estás conectado con la Tierra y su energía. Estas dos energías están destinadas a estar juntas. Ahora permite que esta energía de tu Alma resplandezca en ti como un Sol. Tan sólo disfrútala por un momento.

Frecuentemente, cuando te conectas o tratas de conectarte con tu Alma, tu mente interfiere. Quieres tener información concreta, práctica, sobre tu vida. Pero para recibir información real, primero tienes que cambiar tu consciencia, porque la necesidad de información, la necesidad de saber qué hacer, frecuentemente surge del temor. Primero tienes que relajarte completamente y estar alerta, fantaseando o imaginando. Así que entra ahora en ese estado.

Imagina que eres completamente libre, sin sujeción a las leyes de la sociedad humana. Tú eres un Ángel; y como una mariposa, vas de flor en flor. Pregúntate: “¿Qué me da alegría en la vida?” No pienses en el resultado que eso te trae, sólo enfócate en el sentimiento de alegría e inspiración. Puedes recibir inspiración de cosas muy simples, como dar una caminata o tener un momento tranquilo para ti mismo.

Es importante que reconozcas el lenguaje de tu Alma. Ella no habla en una voz obvia de las que estás acostumbrado. Estás acostumbrado a hablar muy severamente contigo mismo. Te criticas una cantidad. Tienes una imagen mental de cómo deberías ser; y constantemente te comparas con ella y sientes que estás fallando. Pero de hecho, el juicio es el problema real. Este tipo de juicio, o este tono de voz, no viene de la naturaleza.

El lenguaje de tu Alma es muy diferente. Es muy gentil. Ofrece sugerencias, pero nunca quiere forzarte a hacer nada. Así que simplemente pregúntale a tu Alma: “¿Qué necesito ahora mismo?” Y podrías recibir la respuesta como una energía; y no necesariamente en palabras. Deja ir todas las expectativas. Como Humano, tus problemas son frecuentemente causados por el hecho de que tienes un punto ciego. Tienes algunas creencias persistentes de las cuales no eres realmente consciente; y tu Alma quiere que salgas de esas creencias. Esto significa que tienes que abandonar tus más profundas convicciones y estar abierto a algo completamente nuevo. Tienes que dejarte sorprender por tu Alma.

Así que cuandoquiera que tengas un momento tranquilo y anheles conectarte con tu Alma, abandona tu mente y conéctate de una manera espontánea, juguetona. Ése es el estilo de la naturaleza. Puedes verlo en todos los animales y plantas que viven en la Tierra. Ellos van gozosamente con el ritmo que es suyo. Ellos no piensan en el futuro, están perfectamente alineados. Tú eres parte de la Tierra y parte de la naturaleza.

María Magdalena 

.

PD: No crean todo lo que leen, busquen en sus corazones el indicio y la vibración que les confirme la verdad y el sentido de las afirmaciones que aquí y en otros lados se realizan! Recuerden que dentro de uds. está toda la sabiduría necesaria!


“Señor … enséñame a permanecer calmadamente activo y activamente calmo. Haz que pueda ser un príncipe de paz sentado en el trono de la serenidad gobernando el reino de la actividad”. Paramahansa Yogananda.


Canalizada por Pamela Kribbe
Tradujo: Jairo Rodríguez R.


 

About Pedro

En la busqueda de mi mismo...
This entry was posted in Canalizaciones, Espiritualidad and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.