El Continente Perdido de Mu

continente perdido de mu

Mu, Lemuria, Birmania y de otras maneras, es como se le ha nombrado a un continente, que supuestamente existió y se hundió incluso antes que la Atlántida. Mu se encontraba en el Oceano Pacífico y sus habitantes eran, así como en Atlantis, más evolucionados y avanzados que los demás.

El primero en hablar del tema fue un señor llamado Le Plongeon que, en el siglo XIX, exploró y estudió la zona maya. Según sus textos, los mayas eran una civilización más antigua que los griegos y egipcios; además, existió antes de ellos un continente que se hundió, de cuyos supervivientes se formó el antiguo reino maya.

En 1864, un abad intentaba traducir un codice maya a partir de un “alfabeto” hecho por Fray Diego de Landa… en el, según Brasseur (el abad), se narra una ctástrofe volcanica que arrasó con un continente entero al oeste de México. El nombre del continente correspondía a las letras “M” y U”. Posteriormente, el coronel Churchward de Inglaterra (cuyos libros son ÉPICOS!), habló sobre el mitico continente.

James Churchward narra en sus libros que un Rishi hindú le mostró tablillas antiguas que formaban parte de los tesoros rescatados de las siete ciudades hundidas del continente de Mu. El viejo sacerdote le enseñó a James el “naacal”, lenguaje de Mu, con el que pudo decifrar las tablillas antiguas.

Según la traducción de Churchward de las tablillas, el hombre primitivo apareció en Mú hace dos millones de años y dio origen a una raza muy avanzada de 64 millones de individuos. Entonces el continente fue totalmente destruido por una única y violentísima erupción. Afortunadamente, algunos supervivientes lograron fundar las civilizaciones más antiguas conocidas. Churchward afirmaba que la extensión del continente era de 9.600 por 4.800 kilómetros y su centro estaba próximo al sur del ecuador.

Su modo de vida era sofisticada, todos eran artesanos que hacían uso de la tecnología para hacer ropas, comida, refugios y herramientas. Eran libres de enfermedades y guerras. No necesitaban telecomunicaciones ni transportes, ya que, según él, tenían ampliamente desarrollada su capacidad extrasensorial, haciendo fáciles acciones como la proyección astral y la telepatía.

Se dice que el apogeo de Mu se dió hace 170,000 años, y que maestros como Moisés, Jesús, Osiris y Quetzalcoatl dieron enseñazas propias de esa tierra. No conforme con estas aseveraciones, el coronel incluso menciona que las famosas palabras de Jesús en la cruz fueron… en Maya.

Según ésto, las palabras (en hebreo fueron “‘Eli, ‘Eli, lĕma’ šĕbaqtani” = Padre, ¿porqué me has abandonado?). Sin embargo, ¿por qué Jesús, conciente del “plan” de Dios, pensaría que fue abandonado? Siguiendo esta linea de pensamiento, Churchward menciona que las palabras reales fueron: “Heli Lamah Zabac Tani”, palabras mayas para: “Ahora me hundo en la prealba de tu presencia”. Por cierto, en el idioma del Tibet, las mismas palabras significan “Ahora me oculto en la prealba de tu presencia”, ¿raro, no?

Como con las civilizaciones más antiguas y perdidas, los lemurianos construirían pirámides o ziggurats – pirámides de escalones –, ligándolas a sus dioses que viven arriba (o en frecuencia más elevada). Hay que mencionar que los Lemurianos no creían en un Dios como nosotros, ellos creían en una fuerza mayor, algo de frecuencia más elevada que ayuda a mantener el universo en movimiento; no en un ser voluble ni físico.

Volviendo a la antigua Mu… a pesar de no creer en un Dios personificado, si hablaban de los “hombres serpiente”, que vinieron del espacio y crearon al hombre; dotados de gran sabiduría y provenientes de las estrellas; ellos pasaron éstas creencias a mayas, orientales, egipcios y demás pueblos ancestrales.

Según Churchward, islas como Pascua, Hawaii y las demás islas del pacífico con solo las remanentes de los pocos sobrevibientes de Mu. ¿Por qué son salvajes? Churchward menciona que, si nosotros estuvieramos en un avión y cayeramos en una isla desierta, seríamos incapaces de hacer herramientas solo usando las manos por nuestra costumbre a usar la tecnología. Igualmente, los sobrevivientes, ahora desamparados sin comida, refugio ni herramienta alguna… tuvieron que incurrir en prácticas como el canibalismo y en hacer herramientas rústicas para ayudarse a vivir. Según ésto, los hombres no se hacían más civilizados al hacer herramientas más sofisticadas (pasando de la edad de piedra a la edad del bronce, por ejemplo)… se hacían más primitivos al olvidar de donde vinieron.

.

PD: No crean todo lo que leen, busquen en sus corazones el indicio y la vibración que les confirme la verdad y el sentido de las afirmaciones que aquí y en otros lados se realizan! Recuerden que dentro de uds. está toda la sabiduría necesaria!


“Señor … enséñame a permanecer calmadamente activo y activamente calmo. Haz que pueda ser un príncipe de paz sentado en el trono de la serenidad gobernando el reino de la actividad”. Paramahansa Yogananda.

About Pedro

En la busqueda de mi mismo...
This entry was posted in Ciencia, Espiritualidad, Lemuria, Libros, Mensajes y Reflexiones and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.