Tus ojos son el espejo del alma

Muchos se preguntan ¿donde se encuentra el alma? La respuesta es muy sencilla, el alma la puedes ver en tus ojos y se reflejan en un espejo – ¿Cómo lo haces? – Cuando estés frente a un espejo quédate mirando fijamente tus ojos, ellos son tu alma. Siente por un momento lo que realmente expresan tus ojos. Es por ello el viejo refrán que dice así: “Los ojos son el reflejo del alma”. Ahora sabrás porque es tan importante cuando conversamos con alguien que nos miren a los ojos o viceversa, porque es la manera que sentimos que nos están poniendo atención. Y es que nos estamos comunicando con el alma.

Hay personas que pasan años sin verse al espejo y es por temor a descubrir que le dice su alma. También cuando se tiene miedo o rabia casi siempre evadimos la mirada. Si tienes algún temor, te recomiendo que veas fijamente a la persona a sus ojos para que veas el reflejo de ellos y verás que inmediatamente cambia la mirada o se queda tranquilo (a).

El alma es el motor de nuestro cuerpo físico, es importante saber como conversar con ella o mantenerla en armonía con nuestro cuerpo para que todo vaya de acuerdo a lo que nos merecemos. El alma y el espíritu son dos herramientas que alimentan nuestro cuerpo físico. Ellas son nuestras energías vitales para que nuestro cuerpo se sienta en paz y completamente sano.

Así que espero que esta nueva manera de conectarte con tu alma, te sirva para vivir en armonía y tranquilidad. Recuerda si quieres saber que pasa en tu vida, colócate frente al espejo y pregúntale a tu alma que está pasando o porque suceden ciertas cosas en tu ser. De acuerdo a lo que sientas obtendrás respuesta…

Texto: Jazmín Rebeca Ugarte.

http://www.elseruno.com/
http://caminodelser.blogspot.com/

.

PD: No crean todo lo que leen, busquen en sus corazones el indicio y la vibración que les confirme la verdad y el sentido de las afirmaciones que aquí y en otros lados se realizan! Recuerden que dentro de uds. está toda la sabiduría necesaria!

About Pedro

En la busqueda de mi mismo...
This entry was posted in Espiritualidad, Libros, Mensajes y Reflexiones and tagged , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.