¿Quien es el Maestro Adama?

ADAMA, es el Principal Sacerdote de la ciudad Luz de TELOS. Esta ciudad está ubicada en los planos suprafísicos e internos de la sagrada montaña de SHASTA, en el norte de California en EE.UU.

Tiene como misión, durante la transición a la Nueva Dimensión, informar sobre los Cambios de la Tierra, la Ascensión Telos y las Ciudades de la Tierra Interna, los hermanos Intraterrenos, los hermanos de la Galaxia y la creación de la Nueva Manera de Vivir. Su mensaje es integrador. Trabaja preparando la Conciencia humana hacia un nuevo salto evolutivo con miras hacia el año 2012.

El Maestro Adama también trabaja potenciando la Rejilla Cristalina de la Tierra, y en conexión con los Maestros Ascendidos, guardianes de los 7 Rayos Divinos, los cuales representan energías centrales del Creador para el ser humano y nuestro amado planeta.
TELOS significa “Comunicación con el Espíritu”, y tras miles de años se ha constituido en una Ciudad Interdimensional de V Dimensión, que reúne remanentes de la civilización Lemuriana.

TELOS, forma parte del llamado Reino de Agharta, que reúne más de 120 ciudades de Luz en los planos internos del planeta. Estas ciudades están habitadas por seres de elevada vibración y profundo conocimiento espiritual, de Civilizaciones Galácticas avanzadas.

Todas las ciudades de Luz están conectadas entre sí, con el propósito de sostener las energías vibracionales de Luz, hasta que se produzca la conexión final, entre nuestra humanidad y estos hermanos llenos de pureza y Amor.

En los planos etéricos de Shasta, coexiste otra ciudad de luz, llamada la Ciudad Cristal de los 7 Rayos. Esta es la morada de los Maestros Ascendidos.

A partir del año 2012, coincidiendo con la Ascensión de la Tierra, muchas de estas ciudades abrirán sus puertas, para el buscador valiente y humilde que reencontró su Divinidad y la puso al servicio de un Propósito mayor: al Servicio planetario.

.

PD: No crean todo lo que leen, busquen en sus corazones el indicio y la vibración que les confirme la verdad y el sentido de las afirmaciones que aquí y en otros lados se realizan! Recuerden que dentro de uds. está toda la sabiduría necesaria!

About Pedro

En la busqueda de mi mismo...
This entry was posted in Espiritualidad, Lemuria, Metafisica and tagged , . Bookmark the permalink.

2 Responses to ¿Quien es el Maestro Adama?

  1. Pedro says:

    Acepto y respeto su punto de vista; aunque no lo comparto. Estas en tu derecho de creer lo que sientas. Yo lo que publico en este blog, es para ayuda/guia/apoyo de las personas que se sientan identificadas con lo que publico. NO QUIERO CONVENCER A NADIE DE NADA. Y si ud. estaría tan seguro de su creencia no debería tratar de convencer(“salvar”) de sus propias creencias a cualquier otra persona. Cualquier persona que trata de convencer a otra de algo, es porque ella misma no esta segura de lo que cree. Y el hecho de que no escriba su nombre asi lo demuestra; porque quien esta 100% seguro de lo que dice y cree, se hace cargo de sus palabras en todo sentido. Es como cuando recibis un insulto y no te sentis identificado para nada, te es completamente indeferente. Por el contrario, cuando nos molestamos por algo que nos dicen, es porque nos esta tocando una fibra de nosotros que no nos gusta. Yo creo que cada uno debe hacer su camino como lo sienta, y punto. Yo no soy quien para decir que es verdad y que es mentira, porque lo que puede ser verdad para mi, no lo es para ud. mas allá de que exista una verdad única. Cada ser en su camino de aprendizaje encontrara lo que necesita para si. El criticar o juzgar por lo que cree u hace, es estar pendiente de la vida de los demás para no hacerse cargo de la propia.-

    Bendiciones!
    Namaste!
    Pedro

  2. Z says:

    Quisiera hacer un llamado al sentido común.

    Es muy probable que le gente que cree en todas esas cosas no lea lo que voy a escribir, pero si hay alguien a quién puedo rescatar del grave error que significa el camino que ha tomado, entonces me tomo la molestia… porque se que la mayoría de la gente no se tomaría la molestia, conociendo la verdad que yo si he visto, de modo que escribo este mensaje con la esperanza de que al menos un alma consciente la lea y analice con atención plena y “sin prejuicios”, lo que tengo que decir.

    Mi nombre no importa, no me interesa ser perseguido por ayudar a otros a escapar de estas sectas, pero les diré que tengo unos 30 y tantos años… y a pesar de que me considero aun muy joven, he vivido experiencias de vida que me han marcado lo suficiente como para comprender a cabalidad ciertas cosas relacionadas con nuestra propia existencia, entre ellas puedo mencionar:

    – La religión es una farsa.

    Las religiones, sean cuales sean son una farsa …simple y llánamente. Hablar de religiones y sectas es lo mismo, la única diferencia es que las religiones tienen más poder y más dinero. Pero son lo mismo: la mayor mentira que ha creado la Humanidad para ser dominada por sí misma.

    – Si crees en una religión o secta, estás siendo dominado.

    Asi es. Por mucho que las religiones intenten “ayudar” se quedan cortas porque están basadas en una mentira, y ninguna mentira se sostiene con el tiempo. Ninguna mentira puede ayudar. La única forma de ayudar es con la verdad. Y aunque no lo creas… Crísto habló de ello. ¡Sopresa! Jesús el cristo, era un estudioso del budismo mahayana que se fue a la India a estudiar las transcripciones budistas. Seguramente no lo sabías… PERO ES LA VERDAD. ¿Porqué crees que la Biblia no relata la adolescencia de Jesús? Porque al Papa y sus curas no les conviene. Escondieron esos textos y los llamaron apócrifos: ahí están llenos de polvo en las profundidades del Vaticano.

    – Jesús dijo: Dios es padre, hijo y espíritu santo, y yo soy el camino, la verdad y la vida. ¿Qué significa esto?

    Padre = Camino
    Hijo = Verdad
    Espíritu santo = Vida

    Tu padre (quién te enseña) es “el camino” …la vía (concepto budista).
    El hijo (tú mismo) es “la verdad” …tu consciencia (concepto budista).
    El espíritu santo es “la vida” …vida sagrada (otro concepto budista).

    ¿Cómo enseñaba estas cosas, Jesús?
    Respuesta: A través de parábolas.

    Da la casualidad de que la “parábola” es una herramienta de la enseñanza budista. En definitivas cuentas: Jesús fue un maestro budista que intentó enseñar el budismo bajo el alero de la “Ley-Religiosa” Judía… un “gobierno-religioso” por lo demás, esotérico y supersticioso. De hecho, fue el propio Pedro y sus apóstoles quienes ayudaron a establecer la cristiandad tal como se conoce, es decir: fuera del contexto del propio Cristo.

    O sea que Pedro “no estaba ni ahí” con seguir a su maestro. Pedro estableció su propia iglesia (no en los montes como predicaba Jesús) sinó en templos de piedra, y el resultado de todo eso es el Imperio del Cristianismo Apostólico Romano actual, denominado Vaticano, del cual surgen tambien el resto de religiones (o sectas) “cristianas”.

    Esa es la razón por la cual Leonardo Da Vinci describió a un Jesús totalmente solitario en su famosa pintura de “La última cena”. Si observas con atención, notarás que todo es intriga en esa pintura, y Pedro es el que lleva la maquinación… ¡y que conste que Da Vinci era un genio!

    SI aun me sigues y no te has aburrido… sigamos con las verdades ineludibles:

    – La inexistencia de “dios”.

    Lo que algunos llaman “dios” no existe, es sólo una creación del ser humano para dar explicación a todo aquello que “cree”. Si no estás de acuerdo, estás en tu derecho, pero no en tu razón. Es así de sencillo: “dios no existe”.

    – Si existiera “dios” sería “la propia vida”.

    La única realidad de la que tenemos plena conciencia es la vida misma. Sin vida no podríamos ser ni sentir. Por lo tanto si somos y sentimos es porque estamos vivos, y en esa verdad “clara y evidente” no tenemos otra pregunta más que hacernos, que la siguiente: ¿qué es la vida?

    – La vida es realidad y consciencia.

    La evidencia de la vida se sostiene por sí sóla, porque evidentemente “estamos aquí”… si lo pones en duda, mírate de nuevo y pregúntate si efectívamente estás ahí. Usa un espejo si lo creees oportuno. ¿aun estás ahí? Bien, sigamos…

    – La vida es evolución.

    Todos los complejos mecanismos que hacen que la vida funcione SON reproducibles en condiciones de experimentación. Éste es un hecho innegable que se ha demostrado con creces. No obstante, los “creyentes” siempre han hecho lo posible por ocultarlo porque no les conviene. La ciencia ya ha demostrado que la vida es parte de la evolución de un planeta. uestro planeta se encuentra en la cúlmine de sus proceso evolutivo y por eso posee vida inteligente… nosotros.

    – La evolución es selección natural.

    Esto quiere decir que para que las cosas cambien y la vida cambie y se deversifique y transforme, es necesario que la naturaleza tome decisiones sobre “qué rescatar” en el proceso evolutivo de sus múltiples formas de vida. Vale decir: los que saben aprovechar las oportunidades se salvan y el resto DESAPARECE PARA SIEMPRE …es lo que llamamos “extinción”.

    – No pierdas las oportunidades.

    Este mensaje (que me doy “la paja” de escribir) es la oportunidad que tienes ─si es que aun sigues leyendo─ para retomar el sentido real de tu vida y tomar conciencia de tus actos y de los hechos tal como son:

    – que “dios no existe”.
    – que si “dios” existiera, se llamaría “vida”, y por lo tanto “la vida es lo único sagrado”.
    – que la vida es es realidad y consciencia.
    – que la vida es evolución.
    – y la evolución es selección natural.
    – y la selección natural son decisiones que nos llevan a la vida y a la muerte.
    – y que en este momento te estoy dando la oportunidad de que comprendas que toda esa basura de pseudociencias es algo que le está causando un profundo daño a la Humanidad, al planeta Tierra, a tus semejantes… y a tí mismo.

    Es verdad: soy un hombre de ciencia. Pero antes que te alejes déjame explicarte que yo ya pasé por todo lo anterior:

    – una vez fuí criado bajo el alero de una iglesia.
    – una vez fuí creyente.
    – conocí muchos grupos esotéricos.

    …y finalmente descubrí la ciencia, y la belleza que se oculta detrás de la filosofía Zen. Ojo: hablo de filosofía y no de religión… ¿Porqué? Porque la filosofía es un poco más sana y verdadera. Y a mi me gusta lo sano y verdadero, aunque duela.

    Mucha gente no está preparada para saber que no existe un dios, que la vida es limitada y una vez muerto no hay vuelta atrás, que la “vida eterna” es sólo un cuento de hadas, al igual que toda esa sarta de mentiras sobre “maestros ascendidos”, “Ashtar Sheran o Sananda”, “Adama” y otras basuras (entre ellas, el diablo: otra mentira más) que en el fondo no te ayudan a llevar una mejor vida, ni a hacerte responsable y tomar consciencia de tus actos, ni a llevar una vida plena y en armonía, porque siempre te prometen… religiones, sectas, etc. Siempre, siempre te prometen… y te prometerán… y te seguirán prometiendo que “algo” llegará, que “algo trascendente” pasará.. todos los hacen. Es la misma mentira.

    Lo único trascendente es tu vida: estás vivo y eso es un gran regalo que el Universo te ha dado. Aprovéchalo y no lo malgastes. Si dijera estas cosas en público me crucificarían… ¡A Cristo Jesús lo crucificaron por ello! No me intento comparar …sólo intento que trates de ver la verdad tan clara como yo la veo… como la percibo… como la siento …como la huelo y la toco.

    La única verdad que tienes en tu vida es tu ser… humano, es tu ser… viviente, es tu ser… consciente de su propia naturaleza.

    Lo sobrenatural no existe porque no hay nada que esté por sobre la naturaleza. Así de sencillo es… así de simple es la vida. Abraza este concepto, respíralo y descubre la belleza que se atesora en lo profundo de tu propia “alma inmortal”, porque si estás vivo en este preciso instante es porque ya eres inmortal “en este momento”, nada ni nadie te puede destruir “en este momento”. Eso es vivir… eso es la “vida eterna” para mi.

    No permitas que nadie, nadie… nadie te encante con promesas, que nadie te fascine con mentiras, que nadie te seduzca con palabras bonitas y tentadoras… ¡ni siquiera yo! porque la auténtica belleza cautivante está en propio amor a la vida.

    La vida es amor. ¿Necesitas creer en un dios para eso? Está bien… ¡no importa! pero ama la vida, porque es lo único que tienes, lo único que todos nosotros tenemos de verdad.