Luna Llena Azul Hoy! El Poder de la Integridad!

Hoy Viernes 31 de Agosto la Luna llena en Piscis marca un nuevo portal de transformación importante . Piscis es el último signo de la rueda astrológica, la suma de todas las partes, la unidad , el final. Esta Luna marca el final de un ciclo, la culminación y la síntesis de un proceso de comprensión espiritual, como si nuestra visión se enfocara y fuéramos capaces de ver mejor que antes. De alguna manera esta Luna nos revela algo que antes no percibíamos con claridad, y a que ahora se manifiesta como una revelación, como una verdad oculta que sale a la luz, como un secreto que se hace público. Esta Luna llena funciona como un lente que enfoca y que por lo tanto nos permite ver los detalles de algo que hasta ahora estaba borroso, poco claro, confuso o ambiguo. Algo sobre nosotros mismos, algo sobre una relación, o una situación externa.

Esta Luna es propicia para recapitular sobre qué situación en los pasados meses , o días, ha sacudido nuestro centro, nuestra integridad; qué situación nos ha causado miedo, tristeza, dolor, y nos ha enfrentado a nuestra herida; en qué situaciones hemos tenido que asumir nuestro liderazgo; cómo hemos usado nuestro poder; en qué dirección hemos puesto nuestra energía; qué propósito sostiene nuestro camino.

Esta Luna puede visibilizar el hecho que nos sentimos perdidos, que los propósitos o valores que hasta ahora nos han guiado no se revelan lo suficientemente sólidos o profundos para sostenernos, que nuestro mundo se tambalea. Nos podemos sentir sobrellevados por la corriente con demasiadas opciones y caminos que tomar, sin saber cómo dirigir nuestra barca, sobre-estimulados o bloqueados . Si este es el caso, este es un buen momento para entrar en un proceso de introspección y trabajar en enfrentar antiguas heridas que bloquean el flujo de la energía vital y creadora; es un buen momento para pedir ayuda, para iniciar un proceso de sanación. A lo mejor hay verdades cuyo dolor o intensidad nos dan miedo enfrentar y sentir y para eso la ayuda es vital. La astrología actual nos urge que nos movilicemos hacia este cambio, que vayamos a su encuentro, que no pospongamos procesos.

La Luna llena en Piscis hace una conjunción con Chirón y ángulos con Marte ahora en Escorpio, y con Urano y Pluto, que están camino a hacer su segunda cuadratura, exacta el 19 de Septiembre. Bajo esta configuración esta Luna puede manifestar hacia afuera capas hasta ahora invisibles, o poco claras, vinculadas a nuestra herida, tanto personal como colectiva. Esta Luna también está vinculada al poder de las intenciones ocultas en nuestra vida, propias o en nuestro entorno, a lo tóxicos y destructivos que son los secretos, la falta de trasparencia, y a la conciencia de que lo que pensamos , aunque no lo decimos, tiene un impacto en nuestro ambiente.

Estamos a punto de culminar la mitad del año astrológico, el próximo 21 de Septiembre. Dos días antes Pluto y Urano estarán nuevamente alienados en un ángulo de noventa grados , tránsito que ya experimentamos el 24 de Junio . Durante la cuadratura de Junio, Urano estaba directo y Pluto estaba retrógrado, lo que le dio un tono más uraniano a la energía de esta primera cuadratura. La energía de Urano nos moviliza al cambio súbito e inesperado, nos trae un elemento de sorpresa e innovación. Urano en Aries nos da la capacidad de saltar, de dar el paso, de girar la rueda, de movernos hacia lo nuevo. ¿cómo se ha manifestado esta energía en nuestra vida? ¿ la reconocemos? ¿ está activa?

En Junio, la energía de transformación profunda de Pluto estaba más latente, como telón de fondo a la energía de Urano. Ahora, en Septiembre, con la segunda cuadratura, Urano estará en movimiento retrógrado y Pluto estará directo, lo cual nos indica que sentiremos más activa la energía de Pluto y más latente la de Urano. A partir de esta Luna llena en Piscis Pluto cobra fuerza y nos lleva por un proceso de transformación radical muy potente, que abre esta nueva temporada astrológica y que nos acompaña hasta el umbral del fin de año.

Este es un tiempo para mirar de frente aquello que nos da miedo, que nos produce rechazo, que nos causa tristeza o nos produce enfado : realidades que nos enfrentan a nuestro propio autoengaño, proyecciones de nuestra mente y de nuestras ilusiones, lugares en los que tenemos que aprender a enfocar y mirar la realidad tal cual es con aceptación, conciencia y amor . Este es un proceso de tomar responsabilidad por todo lo que sentimos y pensamos, lo que decimos y actuamos. Esta Luna nos invita a hacernos concientes de cómo manejamos nuestra energía y de cómo usamos nuestro poder : de cómo contribuimos a la vida de los demás ; de cómo participamos; de cómo entregamos nuestro poder; de cómo necesitamos la energía de los demás; de cómo estamos en situaciones en que nos sentimos abusados o manipulados, engañados o traicionados.

Esta Luna alumbra e ilumina una verdad y nos aporta una comprensión que nos libera. Esta comprensión tiene que ver con nuestra capacidad de soltar y de transformar la energía del miedo y la duda en energía de amor y confianza. Cuando nos damos cuenta que tenemos el poder de cambiar cómo nos sentimos ante una situación y cuando adquirimos la maestría para transformar nuestra energía interna, hemos adquirido una comprensión vital para nuestra sobrevivencia. Este proceso es el que nutre nuestra confianza en nosotros mismos y nos permite creer y crear.

Esta Luna en Piscis también puede hacer visible nuestras fortalezas y nuestro adelanto en nuestro proceso de crecimiento. Nos puede revelar un nuevo nivel de aprendizaje, cosecha de nuestra práctica y compromiso. Este puede ser un ciclo que cerramos con una visión más clara y profunda y con una mayor capacidad de tomar decisiones desde la intuición, de crear . Esta Luna puede revelar nuestra adaptabilidad al cambio, nuestra capacidad de fluir y de responder a las oportunidades con conciencia, apertura y gratitud. Nos podemos dar cuenta que hemos adquirido la capacidad de adaptarnos a los cambios y de navegar de manera fluida y armoniosa, gracias a una intención clara para nuestra vida , un propósito que nos guía y nos da dirección, una práctica, un compromiso, un camino de servicio.

Si este es el caso, este es un tiempo de poder personal al servicio de la comunidad en que tenemos a nuestra disposición un alto potencial creativo de manifestación. La clave para tener acceso a este poder creativo está en la impecabilidad del camino entre lo que decimos y lo que caminamos que se manifiesta en armonía, paz y amor. La clave para manejar la energía de los próximos meses está en nuestra integridad. En poder sostener nuestra verdad, abierta, transparente, sin nada que ocultar, sin agendas escondidas. Si tenemos algo que esconder, si solo hablamos medias verdades, si no somos claros en nuestros intercambios energéticos, si somos ambiguos y tenemos segundas intenciones, sean estas concientes o inconcientes, se presentarán las situaciones necesarias para que nos demos cuenta de que el manejo de nuestro poder y de nuestra energía nos está alienado con el bien común.

Bajo está Luna llena Venus se encuentra en Cáncer, Marte en Escorpio y la Luna en Piscis, activando los tres signos de agua. Este puede ser un tiempo de mucho movimiento emocional y sentimental. Muchos corazones rotos sanan sus heridas, muchas almas tristes lloran su camino de vuelta a casa; muchos se despiden de la víctima; muchos recuperan la alegría de vivir; muchos enfrentan duelos y pérdidas; muchos se abren al amor ; muchos se sanan; muchas almas recuerdan; muchos se liberan de adicciones y se hacen responsables de sus pasos. Son tiempos tumultuosos tanto adentro como afuera, para todos y todas. La Luna Llena en Piscis apoyada por Venus en Cáncer nos invita a sentir, a entregarnos a sentir, a vencer el miedo a sentir profundamente y a adentrarnos con valentía ahí donde duele; nos invita a liberar las emociones más ocultas para abrir paso a la energía de la creatividad , a la inspiración que nace de nuestra conexión espiritual.

La Luna en conjunción con Chirón nos habla de una herida espiritual colectiva, a nivel de nuestra alma planetaria, que culmina un proceso de sanación y que abre un nuevo nivel de conciencia hacia nuevos proceso y nuevos territorios no explorados. Estos territorios tienen que ver con la recuperación de nuestra confianza espiritual de que podemos usar nuestro poder sin culpa para crear una realidad de Amor y Paz. Las lecciones que se avecinan en los próximos meses están vinculadas a estos temas.

Marte, ahora en Escorpio, abre el camino para la entrada de Saturno en este signo, el 6 de Octubre, dónde estará durante dos años y medio. Entramos en una fase en que vamos a aprender a poner nuevos límites energéticos a influencias que hasta ahora nos han controlado y manipulado; vamos a aprender a ser impecables en nuestro manejo de la energía sexual, del dinero y de nuestro poder y a reestructurar nuestras creencias aprendidas con relación a estos temas. Este es un periodo en que se puede hacer mucho más evidente la manipulación a la que hemos estado sometidos por las estructuras de poder que han usado nuestra insatisfacción y nuestra carencia para controlar nuestros deseos y nuestro poder material a través del consumo innecesario y desmedido.

A partir de esta Luna entramos en una fase de depuración emocional, de mucha purga de temas dolorosos de nuestro pasado disfuncional. Escorpio va hasta lo más profundo y oculto, destapa secretos, temas tabús, vinculado al sexo, al poder y al dinero. El nodo norte de la Luna acaba de hacer su entrada en Escorpio por lo cual, durante un año y medio, la flecha de nuestro camino evolutivo apunta hacia este signo. A nivel colectivo podemos esperar que muchas verdades hasta ahora ocultas o turbias salgan a la luz. Escorpio está vinculado a la corrupción, a la explotación y al abuso de poder.

La astrología actual nos habla de que se pueden presentar situaciones importantes para nuestro crecimiento y nuestra evolución que vienen a desafiar nuestra estabilidad emocional y nuestra confianza, a través del miedo a la pérdida. A medida que nos adentramos en la astrología de otoño e invierno (primavera y verano en el hemisferio sur) iremos experimentando oportunidades de observar cuán atados estamos a estructuras emocionales del pasado, cuánta carga (karma) llevamos sobre nuestros hombros, cuántas deudas materiales bloquean nuestra capacidad de ser libres, qué rol juega la comodidad en nuestra actitud de vida.

A nivel interno la energía de Escorpio nos enseña a ir hacia lo más oscuro, a vencer nuestros fantasmas y demonios, nuestro miedo a la muerte, hasta encontrar la verdad que nos libera. Escorpio nos dice que esta verdad está más allá de la materia y de nuestra percepción , que hay otros mundos invisibles y que estos otros mundos energéticos nos influencian .

Este es un proceso de aprendizaje y cuando descubrimos que no lo podemos controlar, que nos tenemos que entregar, que podemos aprender a volver a sentir sin morirnos en el proceso, que podemos dejar ir partes de nosotros, que nos podemos despedir de situaciones y personas , que no nos tenemos que sacrificar, entonces descubrimos que hay un canal abierto de conexión directa en nuestro corazón y con el corazón de la Tierra y del Universo, que somos uno. Uno con el Cosmos, uno con la Tierra, uno con todos los seres vivos con quienes compartimos la vida en este planeta.

La Luna llena en Piscis nos invita a fortalecer nuestros votos de Amor , de Fe y de Esperanza, y a invocar las fuerza del Amor incondicional, de la compasión y de la aceptación de que estamos recordando nuestro origen espiritual, y recuperando nuestro poder como creadores. A través de la belleza, de la armonización, de la danza, el canto, el rezo, la ceremonia, el compartir con almas afines desde una misma intención, un mismo rezo, bajo esta Luna, podemos invocar las fuerzas del Amor , de la Unidad, de la Creatividad Divina , de la Paz y de la Armonía Planetaria. Los próximos meses requieren que estemos bien alineados en la sinceridad de nuestro propósito compartido. Esta Luna llena celebra la Unidad con Todo y el Gran Misterio y nuestra parte fundamental e imprecindible en todo lo que acontece . Cada corazón es un tesoro.

Fuente: http://www.lunadeabril.com/

Nota: No, no es que nuestro hermoso satélite vaya a ponerse de color azul. La Luna Azul es una luna llena, es decir, una oposición Sol-Luna, pero no una cualquiera. Se llama Luna Azul a la segunda luna llena dentro de un mismo mes y ese nombre es precisamente para señalar la rareza del fenómeno. Ocurrido éste fenómeno, no tendremos otro hasta el año 2015.

.

PD: No crean todo lo que leen, busquen en sus corazones el indicio y la vibración que les confirme la verdad y el sentido de las afirmaciones que aquí y en otros lados se realizan! Recuerden que dentro de uds. está toda la sabiduría necesaria!

About Pedro

En la busqueda de mi mismo...
This entry was posted in Astrología y Cosmología, Espiritualidad and tagged , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.