En el camino a su interior esta la nueva tierra

Veo en todos ustedes un anhelo y una inspiración tal por producir una nueva realidad en la Tierra. Llevan ustedes la antorcha de la Consciencia Crística en esta era y les celebro por ello. Sienten que mucho está cambiando en este momento y ciertamente hay turbulencia y caos en todo el mundo ahora mismo, y en lo profundo de vuestro corazón llevan una visión. Es la visión, la imagen de la tierra prometida. Han llevado esta visión por muchas vidas.

Si un alma tuviese genes, ustedes la portarían en vuestros genes como almas. Una y otra vez, esta visión, esta inspiración les ha motivado a regresar a la Tierra; pero, ¿qué es la tierra prometida? Se habló de la tierra prometida en la Biblia, y algunas personas pensaron en ese tiempo que se trataba de un país físico específico, pero no se trata de eso. En esta época, ustedes la llaman la Nueva Tierra. Visualizan una realidad diferente que yace delante de ustedes, pero les digo, la Nueva Tierra con la que sueñan nace dentro de vuestro corazón. Han acariciado esta visión de la Nueva Tierra por tanto tiempo y ya es hora de expresarla externamente en el mundo, y es hora de unirse con otros de la misma mentalidad.

Ahora, a lo largo de la historia, todos ustedes han sido heridos. Trataron de traer una nueva consciencia una y otra vez, pero también se encontraron con resistencia y agresión en la Tierra. Esto les ha herido profundamente y existe aún mucho miedo en muchos de ustedes. ¿Cómo lidiar con ello? ¿Cómo sanarse a sí mismos? Mi mensaje hoy es que sanándose a sí mismos están trayendo la realidad de la Nueva Tierra, la tierra prometida.

En el pasado, muchos de ustedes estuvieron enfocados en cambios externos. Incluso yo lo estuve en mi vida en la Tierra. Vi mucha injusticia a mi alrededor y sentí rabia por eso. Para mantenerme equilibrado, tuve que apartarme de mi entorno y hallar un lugar tranquilo para reflexionar. Tuve que equilibrar mis propias emociones y recuperar mi conexión con mi alma, y lo mismo va para ustedes. Quieren cambiar las cosas afuera de ustedes, pero vuestra verdadera misión es ir adentro y ver lo que necesite luz allí, sentir la conexión con vuestra alma; y han venido a esta vida a sanarse a sí mismos de viejas heridas, y conforme lo hagan vuestra consciencia cambiará.

Cuando miran internamente y ven vuestros propios miedos y vuestro propio dolor más profundos, ¿pueden establecer contacto consigo mismos? ¿Pueden tener compasión con las partes más oscuras de ustedes? Este es el verdadero reto para ustedes hoy: hacerse verdaderamente uno con ustedes mismos, aceptando lo que sea. A veces, cuando piensan o sienten sobre la Nueva Tierra se emocionan mucho y quieren avanzar tan rápidamente como sea posible, y la visión que aman es ciertamente verdadera, pero hay aún partes de ustedes que necesitan atención, que necesitan vuestra completa atención para sanar.

Ahora quiero hacer un pequeño ejercicio para conectar con esa parte de ustedes que más necesita de sanación. Imagínense que están parados frente a una puerta. Detrás de esta puerta está la Nueva Tierra, la tierra prometida. Sientan la energía de esta puerta y vean como ahora se está abriendo lentamente. Una luz brilla a través de ella y dan unos pasos adelante. Pero no están solos. Junto a ustedes está un niño. Es vuestro niño. Ahora, avancen hacia la puerta. Experimenten la luz que viene de esta nueva realidad y observen cómo responden. ¿Cuál es vuestra primera reacción? Y ahora, arrodíllense junto al niño y pregúntenle qué quiere. ¿Hay miedo en el niño? ¿Necesita de algún modo de vuestro apoyo? Puede ser muy bien que esa parte de ustedes quiera atravesar esa puerta tan rápido como pueda, mientras que otras partes se contengan y vacilen. No juzguen esas partes de ustedes. Permítanles presentárseles como un niño necesitado de ternura y paciencia.

Vuestra misión en esta vida es atender las partes de ustedes que no pueden aún recibir tanta luz así. Existen aún creencias negativas en ustedes acerca de vuestro propio mérito, vuestro propio valor y vuestros propios dones. Así que les pido, en lugar de avanzar tan rápidamente como puedan, arrodíllense ante este precioso niño dentro de ustedes, pues él posee la energía del Cristo tanto como ustedes. Este niño les hace un ángel humano. Él contiene vuestra humanidad, vuestras dudas, vuestros miedos, y es sólo cuando abrazamos plenamente esta parte de nosotros mismos que podemos establecer contacto con otros con verdadera compasión y comprensión. Y es eso verdaderamente lo que traerá una nueva era a la Tierra – no el deseo de cambiar las cosas externamente sino la capacidad de ir adentro de ustedes y establecer contacto con las partes más oscuras y desesperadas internamente. Es así como acercan la Nueva Tierra al momento del ahora, y es esto lo que pueden hacer por otros también. Cuando vean sus luchas o su dolor, no juzguen. Vean su belleza y su coraje. Es eso lo que aligerará su carga.

Como ven, mi mensaje es muy sencillo en verdad. Es acerca de amar todo lo que haya en vuestra vida. La visión de una Nueva Tierra es real y valiosa, pero a veces la reciben mayormente en vuestra mente. Empiezan a pensar y a preocuparse acerca de cómo van a hacerla realidad. Quieren tener lineamientos para acciones específicas que puedan tomar. Vuestra mente se mantiene muy ocupada, así como también vuestra fuerza de voluntad, pero la venida de la Nueva Tierra no ocurrirá de ese modo.

Recibir la energía de la Nueva Tierra es algo que se hace con el corazón, sin expectativas, sin agendas. De hecho, la creación de esta nueva realidad se da mucho más a través del aspecto femenino de ustedes que del masculino, al que se han acostumbrado tanto. Ambos aspectos son igualmente importantes, pero ustedes tienden a resaltar y valorar más el aspecto masculino. El aspecto femenino de la creación les invita a soñar con otra realidad, a recibir visiones y fantasías acerca de ella y a confiar en que el fluir de la vida se la traerá. Así que sentir, ser receptivos, permitirse a sí mismos confiar son las cualidades esenciales aquí. Les pido a todos que se mantengan fieles a la visión en vuestro corazón y a tener confianza en la vida. Me gustaría invitarles a todos a sentir mi energía.

Soy Yeshua(Jesús/Sananda)

.

PD: No crean todo lo que leen, busquen en sus corazones el indicio y la vibración que les confirme la verdad y el sentido de las afirmaciones que aquí y en otros lados se realizan! Recuerden que dentro de uds. está toda la sabiduría necesaria!

About Pedro

En la busqueda de mi mismo...
This entry was posted in Canalizaciones, Espiritualidad, Gaia and tagged , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.