Desde la simplicidad del corazón

Por el Maestro Jesús, con la presencia del Arcángel
Zadkiel

Amados hermanos.

Vengo en esta bendita tarde hacia vosotros, junto con el Arcángel Zadkiel, a recordaros, desde la simplicidad de mi corazón. A recordaros… solo a recordaros. Cuando yo encarné en la amada Tierra como Jesús de Nazaret, mis enseñanzas eran simples. Pero a veces, por la mentalidad de la época, no captaban mis mensajes, ya que entonces también, su parte de mente racional no les permitía ver la simplicidad.

Con todo esto mis amados, quiero que os preguntéis a vosotros mismos, ¿de dónde proceden vuestros pensamientos? ¿Desde vuestra mente física y racional? ¿Desde vuestros Templos Sagrados del Corazón?

Yo podía haber nacido en un palacio, pero elegí la simplicidad de un pesebre. Porque mi verdadero hogar… los tesoros, hermanos, están en vuestro Sagrado Corazón. Porque seguís en la dualidad, si vuestra casa física ¿es más o menos hermosa? O si vuestros cuerpos físicos ¿son más altos, o pequeños?

Elegid la simplicidad… el camino de la simplicidad. Y de ese modo, hallaréis vuestro verdadero hogar… vuestra casa interna. La que no juzga. No compara… ni compite. Es ahí donde Yo, Jesús, dejé plantadas las semillas… para que reguéis con cada pensamiento… y abonéis con actos de Amor, para vosotros mismos y para los demás.

Esparcir vuestra Luz y belleza, encontrando alineamiento a vuestra Mente Superior. Todo parte de ahí… desde el Corazón. Por ello, amados, junto al Arcángel Zadkiel, depositen ahora en la llama Violeta, todos esos pensamientos de duda… vuestros miedos… y temores… que una y otra vez, inundan vuestras mentes inferiores. Para que sean transformados… transmutados… y purificados. Y de ese modo, acceder a una forma más elevada de Ser.

 Amados… Transitar el sendero de la Luz desde la simplicidad… donde los tesoros de mi Padre, que son vuestros, os esperan.

Mis bendiciones son con vosotros, amados.
Maestro Jesús
Publicado por Ngari en 11:33

About Pedro

En la busqueda de mi mismo...
This entry was posted in Canalizaciones, Espiritualidad and tagged , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.