Eso que llamamos muerte…

Lo primero que pasa cuando nos morimos es… que no morimos, la muerte no existe, lo que nosotros conocemos como “muerte” solo es un cambio de estado. Lo que sucede es que creemos que este cuerpo físico lo es todo, mas este cuerpo que tenemos es solo el vehículo para poder manifestarnos y transitar en este planeta. Incluso el cuerpo físico no muere, sino que se transforma.

Entonces ahora que sabemos esto, empezaremos a utilizar la palabra desencarnar y eliminemos la palabra “morir”. Desencarnar significa, dejar la carne, nos quitamos este traje en la noche de nuestras vidas humanas. Nada en el universo puede destruirse o desaparecer, todo se transforma. Para entender todo esto, lo primero que hay que hacer es identificarse con nuestro verdadero ser y no con nuestra apariencia carnal. Nadie ha venido para tener un cuerpo físico permanente.

Hemos venido a evolucionar, y para ello hay que venir muchas veces. O acaso creen que en una vida se puede aprender todo lo necesario? A veces aprender una sola lección de vida nos lleva toda una vida humana. Y cuando nuestros cuerpos ya no nos sirven, cuando llegan a su límite de utilidad, la vida nos regala una oportunidad maravillosa de dejar este traje viejo y nos regala uno muy nuevo para seguir con nuestra evolución.

Desencarnamos cuando nuestro yo superior lo estipulo. Antes de comenzar a vivir cada vida, cada encarnación, somos nosotros mismos -nuestro yo superior- quien define que experiencias, como vivirlas, con que padre y madre encarnar. Y cuando cumplimos con  todos lo que venimos a hacer, es ahí cuando ya debemos desencarnar. A veces, la el desencarnar es un motivo para enseñarle algo a un ser querido. Por ejemplo, estamos en una encarnación y tenemos un hijo que es muy dependiente de nosotros, al desencarnar  lo estamos forzando para que aprendar a arreglarselas solo; y así él aprender a que no necesita de nadie para vivir su vida.

La desencarnacion se da cuando se corta nuestro cordón de plata que es lo que une este cuerpo fisico y nuestro yo superior. Al salir de nuestro cuerpo pasaremos a estar compuestos solo de materia sutil y muchas veces podemos ver nuestro cuerpo y nosotros flotando cerca de el, pero no estaremos asustados pues ya estaremos en paz, y tranquilos, porque el miedo unicamente es parte de la mente nuestro cuerpo material.  El tiempo que puede estar un ser en éste estado depende de su estado evolutivo; pero todos pasamos por este lapso de tiempo donde se es consciente. Veremos el cuerpo inerte ,a nuestros familiares y podremos escuchar hasta sus pensamientos. Y esta también es la oportunidad que los “vivos tienen de hablar con sus seres queridos que están desencarnando por que podrán escuchar.

Todo lo que hemos pasado en la vida que acabamos de dejar, en las próxima ya no recordaremos y esto es así por varias razones. Primero, que el cerebro no sería capaz de acumular el conocimiento de muchas vidas. Segundo, el recordar las vidas pasadas, puede hacer mas facil el camino o mas dificil, y eso complicaría aprender las nuevas experiencias. Y tercero, nuestro yo superior, decide aprender sobre determinadas experiencias, que si recordaramos las experiencias pasadas complicaría el nuevo aprendizaje. Siempre empezamos de cero. Si lo que puede pasar es que experiencias muy, pero muy traumáticas en vidas pueden afectarnos en la vida presente de manera inconsciente. Por ejemplo, morir ahogado, puede dejarnos secuelas y en la próxima podemos llegar con miedo o fobia al bañarnos en el mar o en un río; o el abandono o traición de una persona que amamos enormemente puede complicarnos en confiar en las personas del sexo opuesto para tener una relación sería.

El cielo no es algo permanente, no crean que al desencarnar nos vamos a un lugar y allí estaremos eternamente tocando un arpa, seria aburrido, el cielo es el lugar donde estamos después de desencarnar y antes de que decidamos volver a encarnar.

Hay personas que no logran irse ha este cielo (los llamados fantasmas) son personas que al desencarnar guardan lazos materiales muy fuertes con el mundo y quieren seguir disfrutando de estas cosas. Hay muchos otros motivos para quedarse anclado, si vivimos en el miedo, el egoísmo, e hicimos muchos males, hasta que no nos arrepentimos de corazón y reconocemos nuestros errores pidiendo perdón sincero por todo ello, no podremos volver a integrarnos en el ciclo de encarnaciones y desencarnaciones. Otro motivo es quedarse aferrado a algún familiar que dejamos en el mundo material; o a la inversa, un familiar encarnado nos tiene tan presente, y el lazo es tan fuerte que el ser desencarnado no logra liberarse y seguir su camino evolutivo. Un consejo aquí sería no ser egoísta con las personas que nos dejan por que debemos dejar que ellos sigan su vida, debemos dejar que cada uno siga su camino de vida. Al querer tanto tanto a un familiar que se nos va y atarlo a nosotros de forma mental y/o emocional, estamos interrumpiendo su camino evolutivo; por esto debemos sufrir sólo lo necesario y comprender que la vida sigue. Jesús dijo, dejad que los muertos entierren a los muertos, tu sigeme a mi, por que Dios es vida eterna y tambien nosotros.

Pedro 

Lo importante es identificarse con nuestro ser interno y no con nuestro cuerpo carnal.

PD: No crean todo lo que leen, busquen en sus corazones el indicio y la vibración que les confirme la verdad y el sentido de las afirmaciones que aquí y en otros lados se realizan! Recuerden que dentro de uds. está toda la sabiduría necesaria!

About Pedro

En la busqueda de mi mismo...
This entry was posted in Espiritualidad, Metafisica and tagged , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.