No podemos escapar de la divinidad

Queridos amigos:

Mientras estoy leyendo las energías, también estoy viendo y sintiendo la consciencia colectiva; y las turbulencias de su respuesta ante las poderosas olas de Luz Cósmica entrantes.

Ahora mismo estamos sentados en una olla de presión; y por lo que puedo ver, esto no menguará ni se hará más fácil ni suave durante un buen lapso. Todos están en tumulto, aquello que no está buscando y sintonizándose con esta Luz, aquello y aquellos que no se están esforzando por ser Amor y dispuestos a dejar ir las convicciones, actitudes y comportamientos, que se aferran al viejo mundo que desacata la ley Divina.

Estas nuevas energías de pura y exaltada Alegría; y de una Luz que no es de este Mundo, tan pura y sublime; y que es la energía de nuestro corazón superior, podría no ser sentida por todos dentro del cuerpo, pero nuestra intuición sabe que está aquí; y nuestro corazón lo sabe, cuando permitimos que llegue el silencio para informar nuestras ocupadas vidas.

Esta prístina y alta Luz vibratoria está creando nuestro nuevo chacra del corazón, para poseer la nueva creación de la raza humana y para tener su domicilio en nuestros recién creados cuerpos y nuestra recién transformada y floreciente consciencia.

En otras palabras, somos parte de esta nueva Luz. Y de esta manera ello asegura que la Ascensión sucede verdaderamente.

Sin duda esta Luz es de otro mundo. Es una brillante y refulgente inspiración para trascender la realidad tridimensional; y es el puente hacia el Mundo Divino, atrayéndonos directamente hacia Él, pues proviene de allí.
Ya no estamos separados de este Mundo Divino, pues ha encontrado una manera de comunicarse directamente con nosotros habiéndose localizado en nuestra propia fisicalidad, una forma que comienza a iluminar con su impacto. Ya no podemos “escapar” a la Divinidad.

Estando así conectados, infundimos Luz Divina en las turbulencias del Mundo, de tal manera que ilumine todo, suavizando los duros bordes de una apariencia tridimensional, ayudándoles a resplandecer y a rendirse finalmente a esa Luz. Así que todas las cosas se hacen transparentes cuando el momento ha llegado. Todo aquello que parece roca sólida y oscura, no puede resistir esta Luz. Está en su camino a la victoria; y todos los corazones sensibles congestionados, aparentemente fríos, se están fundiendo.

Habrá una gloriosa apertura de todo aquello que aún se resiste a la Luz, a la existente Magnificencia de lo Divino Radiante, esa Dicha, esa Alegría, esa Belleza. Pues nosotros no somos más que recipientes de lo Divino y no estamos separados de Ello. Como el Sol es un recipiente, así somos nosotros. Como el Sol es un canal para esa Divinidad, así somos nosotros.

Todo Lo Que Es es Luz y la Luz es Consciencia. Cuando la Luz informa nuestros cuerpos, nos instila el conocimiento de nuestra Divinidad, porque hay Solamente Dios. Y éste será nuestro propio Conocimiento, en nuestra rendición a esa Luz, a esa Consciencia.

Queridos amigos, si buscáis sanación y felicidad, no miréis el caos de este tiempo. Encontrad ese brillante Regalo que quiere informaros con Su propia gloria. Dad a Luz vuestro Nuevo Mundo, al mundo y a la vida y al ser que deseáis que surja, confiando en esta nueva Luz y su creación.

Al permitirnos ser atraídos por esa Luz hacia el reino de donde viene, ya hemos trascendido el viejo mundo de la separación. Solamente hay Una Luz y Una Consciencia y todos estamos participando en Ella, lo sepamos o no.
¡Somos muy Bendecidos!

Mucho Amor
Ute.

PD: No crean todo lo que leen, busquen en sus corazones el indicio que les confirme la verdad de las afirmaciones que aqui y en otros lados se realizan!


Tradujo: Jairo Rodríguez R.
http://www.jairorodriguezr.com/
Publicado por MARIA RUSO TITO FERRO


About Pedro

En la busqueda de mi mismo...
This entry was posted in Canalizaciones, Espiritualidad, Libros, Mensajes y Reflexiones. Bookmark the permalink.

Comments are closed.