Ayuda de Humano a Humano – Por Maria Magdalena

En la gran avalancha de cosas por ser y hacer en este principio de año está el ayudar al menos despierto y al dormido. No se trata de ir solo a reunirnos con los que están despiertos; el despertar y ser conscientes de esa divinidad es ir donde los dormidos.

Sembrar la semilla de la luz para que resplandezca la gracia de su propio espíritu divino, como siempre digo hay que ensuciarse las manos para que puedan resplandecer y ser vehiculo de honra para ustedes mismos, recuerden que no hay unicidad con Dios, cuando actuamos con individualismo divino.

Muchas veces no queremos ayudar o enseñar temerosos de que las personas sobrepasen nuestros gados de “sapiencia humana” , sí humana, porque el grado del saber del espíritu se agranda cuando le quita el saber a lo humano.

Cuando vacía el envase para llenarlo de la luz divina, de una fuente única e inagotable DIOS. Así que gran parte de todo esto se trata de la ayuda, de la ayuda que den. Mientras más ayudan más conocimiento y amor tendrán para ser una fuente de amor, en una extensión de esa energía que viene a copar todo lo que es.

Como pretendemos ayudar si lo que despertamos lo guardamos para nosotros mismos, esto resultará por un tiempo, el tiempo para nivelar la frecuencia de lo que está despertando. Dense cuenta que cuando saben algo a nivel espiritual o emocional y llegan al clímax de esa sapiencia y no la comparten se vuelven arrogantes.

Pero cuando enseñan ese saber, este se multiplica y lo lleva a otro nivel de energía más alto, en una vibración que no hubiera alcanzado si no pone ese saber a vibrar en otros, y esa resonancia le da más de lo que está ofreciendo, mientras más da más vibra y por ende su frecuencia espiritual sube donde nunca pensó que podría estar. Solo por la simpleza de demostrar amor hacia otros, que muchas veces no saben como hacerlo.

El recordar no nos da autoridad sobre los dormidos, nos da responsabilidad sobre lo que sabemos, y cómo podemos hacer para que los demás puedan beneficiarse de ello.

Ayudar. Ayudar es una frecuencia propia que tiene niveles vibratorios tan amplios, que abarcan campos enteros en las esferas vibratorias de donde se ponen a vibrar. Esferas completas de luz divina responden al llamado de ayuda a aquellos que lo solicitan para el servicio hacia los demás, en cualquier campo que se decida ponerla a funcionar.

No hablo de convertir, hablo de amor. Amen y demuestren amor, es la forma mas rápida de ayudar a los dormidos. Ya que la frecuencia vibratoria del egoísmo cierra toda manifestación de poder.

Demostrar lo que ya sabe, su experiencia, lo que lo llevo a despertar, su saber de luz divina que vino después de haber pasado la prueba para poner en manifiesto su sabiduría, esa sabiduría que vino del sufrimiento que experimentó en la materia que eligió para llegar a ser un experto en lo que es.

Esa materia que estudió en el templo mas grande, la escuela más digna para aprender que la espiritualidad para saborearla hay que vivirla en la otra cara primero, y que ustedes mismos son esa escuela.

Es cuando decimos me gradué con honores, porque pasó el puente arcoiris del saber y experimentar para llegar a ver que solo se trata de ser, saber y recordar que, en amor está la más grande de las ayudas.

Ama al prójimo como a ti mismo, no hace falta más.

MARIA MAGDALENA. REGENTE DE LA CASA DE LA ROSA.

.

PD: No crean todo lo que leen, busquen en sus corazones el indicio y la vibración que les confirme la verdad y el sentido de las afirmaciones que aquí y en otros lados se realizan! Recuerden que dentro de uds. está toda la sabiduría necesaria!


Canal: Thany Matos de Sucart.
Fuente: http://circulodoradodelaluz.org.do/



About Pedro

En la busqueda de mi mismo...
This entry was posted in Canalizaciones, Espiritualidad and tagged , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.