Invocación de los Arcángeles Miguel, Gabriel, Rafael, Uriel.

Con el siguiente ritual podemos invocar a los Arcángeles Miguel, Gabriel, Rafael y Uriel. Lo podemos usar para adquirir conocimiento y protección para nosotros mismos, para personas conocidas y para toda la humanidad.

Podemos hacerlo de pie, pero tu puedes sentarte en una silla con respaldo derecho, si así lo prefieres. Mira hacia el Este, cierra los ojos y toma de 3 a 5 respiraciones profundas. Visualízate rodeado de una luz blanca pura de protección.

Cuando te sientas listo, invoca al Arcángel Miguel, el Arcángel del Sur; él se ubicará a tu derecha. Haz esto diciendo las siguientes palabras en voz alta:

Ahora invoco al fuerte y poderoso Arcángel Miguel para que se pare a mi derecha. Por favor, dame la fuerza, valor, integridad y protección que necesito para cumplir con mi propósito en esta encarnación. Usa tu espada para cortar la negatividad, las dudas y todo lo que no es de la Luz. Rodéame con tu protección, para trabajar siempre en el lado del bien. Gracias”.

Haz una pausa de medio minuto. Siente la presencia del Arcángel Miguel a tu lado, y está atento a las percepciones o palabras que él brinde. Cuando te sientas listo, invoca al Arcángel Uriel para que se ubique a tu izquierda. Pronuncie las siguientes palabras:

Ahora invoco al fuerte y poderoso Arcángel Uriel para que se pare a mi izquierda. Por favor, libera todas mis tensiones, preocupaciones e inseguridades. Dame tranquilidad y serenidad de espíritu. Ayúdame a servirle a otros, y a dar y recibir de forma abundante. Gracias”.

Haz una pausa de medio minuto, y mira si Uriel tiene un mensaje para ti. Sentirás a ese Arcángel postrado a tu izquierda. Reconoce sonriente su presencia, permanece atento a la sabiduría o consejos que él podría brindar. Cuando te sientas listo, invoca a Rafael para que se ubique frente a ti.

Ahora invoco al fuerte y poderoso Arcángel Rafael para que se pare en frente de mi. Por favor, lléname de integridad y buena salud. Ayúdame a sanar las heridas del pasado; cura y restaura cada aspecto de mi ser. Gracias”.

Haz una pausa silenciosa, y mira si Rafael tiene un mensaje para ti. Es probable que sienta la integridad y unidad que él trae a tu ser, incluso si no recibes un mensaje específico. Cuando te sientas listo, pídele a Gabriel que se ubique detrás de ti.

Ahora invoco al fuerte y poderoso Arcángel Gabriel, para que se pare detrás de mí. Por favor dame dirección y discernimiento para caminar siempre en la Luz. Remueve todos mis temores y dudas, y purifica mi cuerpo, mente y espíritu. Gracias”.

Haz otra pausa y mira si Gabriel tiene un mensaje para ti. Una vez que hayas hecho esto, experimenta las diferentes energías de los 4 Arcángeles alrededor de ti. Aunque te brindan energías totalmente diferentes, cada uno en un aspecto de la conciencia divina. Naturalmente, como seres humanos, tenemos la tendencia a visualizar los Arcángeles como entidades muy poderosas, es posible que enormes, pero semejantes a nosotros, cubiertos con togas maravillosas, rodeándonos y protegiéndonos. No hay diferencia en la forma como percibamos a los Arcángeles, lo importante al desarrollar este ritual es recordar que estamos experimentando la divinidad.

Disfruta de los sentimientos de paz, felicidad, seguridad. Cuando te sientas listo, pídeles a los arcángeles ayuda, dirección, y protección para ti, tu familia, amigos, tu ciudad, país y el mundo entero. Experimentarás su respuesta de diferentes maneras. Tal vez sientas que una especie de corriente eléctrica pasa a través de tu cuerpo, o podrías observar un cambio en la temperatura del salón donde te encuentras. Es probable que tengas la sensación de saber que todo lo que has pedido, será concedido.

Disfruta de la tranquilidad y seguridad de la compañía de los Arcángeles todo el tiempo que quieras. Cuando te sientas listo, regresa a tu mundo cotidiano, agradeciéndole a cada uno de los Arcángeles, empezando con Gabriel y siguiendo con Uriel, Miguel y Rafael. Sentirás cómo cada uno se marcha. Cuando te sientas listo, toma unas respiraciones profundas, y cuenta de 1 a 5. Abre los ojos y continúa con tu día. Te sentirás vigorizado y lleno de energía después de este ritual.

Tuve la experiencia de haber desarrollado este ritual todos los días durante varias semanas, en un período de mi vida muy difícil y obtuve resultados poderosos y una protección inmensa. Sin embargo, tu puedes hacer este ritual con frecuencia, pero úsalo para peticiones importantes, no superficiales, piénsalo con calma con antelación, y usa con sabiduría tu tiempo con los Arcángeles.

Que los Arcángeles Miguel, Gabriel, Rafael y Uriel te bendigan, te protejan y te libren de todo peligro!

Fuente: http://www.hermandadblanca.org/


.

PD: No crean todo lo que leen, busquen en sus corazones el indicio y la vibración que les confirme la verdad y el sentido de las afirmaciones que aquí y en otros lados se realizan! Recuerden que dentro de uds. está toda la sabiduría necesaria!

About Pedro

En la busqueda de mi mismo...
This entry was posted in Espiritualidad, Oraciones and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.