¿Que son los Decretos?

Los decretos son palabras dichas que con su manifestación producen algo. Ya que son poderosos deben ser utilizados correctamente y en provecho de toda la humanidad. Un decreto es un ser viviente que nos socorre en momentos de crisis, nos proteje, nos envuelve y nos provee abundantemente todo aquello que pedimos. Su función es complacernos y a eso se dedica todo el tiempo. Un decreto no razona, por lo tanto es imposible que decretemos algo sin que eso manifieste. Tarde o temprano llega.

No son frases armadas, o con orden. Siempre es mejor que cada uno se haga los suyos. Para algunas personas, puede que al principio pueda costar un poco, pero lo importante es que tenemos que mirar de hacerlos SIEMPRE EN POSITIVO. Por ejemplo, si quiere hacerse un decreto para eliminar un temor, o miedo, no se debería decir “yo no tengo miedo” si podrías decir “yo soy valiente, sin temor“, tenemos que fijarnos muy bien en como decimos las cosas pues la palabra tiene poder, y si sentimos lo que decimos tiene aun más poder, fíjate que lo que decimos lo hemos pensado antes, y recuerda que nuestra mente es creadora, con esto quiero decir que si se trabaja un decreto en forma rutinaria, sin sentirlo poco efecto será lo que se consiga. Además los decretos se tienen que repetir muchas veces, porque con él, se esta intentando cambiar un viejo esquema mental o un bloqueo o cristalización que posiblemente lleve mucho tiempo, y que se resiste a desaparecer.

Siempre es mejor para hacer decretos por la noche antes de dormir, pues es el mejor momento, y luego durante el día si las ocupaciones lo permitían, mejor. Pues cuanto más repitas un decreto, mucho mejor. Es bueno trabajar primero un tema durante un tiempo, y luego otro, no nos debe preocupar si tenemos resultados pronto o no, pues eso demostraría falta de fe, tenemos que recordar lo que se nos dijo “PIDE Y SE TE DARA”, “LLAMA Y SE TE ABRIRA”, y tener paciencia, al principio cuando empezamos un decreto cuesta un poco pues no nos lo creemos, después de un tiempo de trabajar con el lo decimos con más facilidad, y casi sin darnos cuenta lo repetimos todo el tiempo, y cuando perdemos el deseo de decretarlo es porque ya esta en conciencia, fíjate que cuando nos lo “creemos” lo estamos “creando”.

Es posible que algunas veces algo de lo que pedimos no nos llega, y pensemos, como es esto si lo pido decretando con mucho sentimiento, y además es que lo necesito, Dios sabe que lo necesito, y no llega pensamos seguro que algo estoy haciendo mal. Y no es así, lo que seguramente pasa es que esa cosa que estamos pidiendo nos es buena para nosotros en ESE momento, puede ser por muchas razones, la principal podría ser que nos estancaría o nos separaría del sendero que Dios nos tiene preparado.

Es aconsejable que cuando estamos trabajando un decreto, no lo comentemos con nadie, pues si lo comentamos pierde fuerza, y también puede ser que a quien se lo hemos dicho no piense igual que nosotros y con sus comentarios nos haga dudar y nos haga pensar que perdemos el tiempo. Los decretos que podemos comentar con los demás, podrían ser, los que hacemos pidiendo por nuestro querido Planeta Tierra o por nuestros hermanos (humanidad), y así quizá, también ellos los hagan.

Cuando decretamos ponemos en movimiento todas las Leyes del universo que rigen la provisión esto ocurre para precipitar de inmediato aquello que es requerido por el decretante. Si un decreto no se manifiesta de inmediato, la causa de la demora puede ser que sea del decretante. Dudar es un método infalible para lograr que algo no se manifieste, por lo tanto el decretante debe erradicar de sí toda duda. Es curioso que, por lo general, los seres humanos decretan catástrofes y no generan la más mínima duda de que éstas habrán de suceder (claro está, con tanta fuerza, suceden), sin embargo, cuando se trata de decir que algo bueno ocurrirá, la duda de que eso suceda es puesta en práctica inmediatamente logrando, por supuesto, que no ocurra y dando pie a un (ya muy conocido) “Te lo dije”. Quizas pienses: -“¿Pero cómo? ¿Todas las cosas malas o buenas son producto de mis decretos?, ¡No puede ser, si me pasan más cosas malas que buenas y todo lo que yo quiero es bueno!!!!”- Permíteme decirte, con muchísimo respeto y sin ánimo de ofenderte, que eso es asi. Cambia tu patrón de pensamiento y ya verás como todas las cosas, todas las experiencias, todos los momentos de tu vida cambiaran. Tal vez ahora sea cuando donde tu me digas: -“¿Y cómo lo hago?”- ¡Sencillo! Observando todo aquello que dices o haces sin juzgarte y cancelando todo pensamiento negativo que llegue. Cancelar es un proceso tan simple como decir, “te cancelo” sabiendo que ya está hecho.

Para que un patrón repetido por años, y hasta por varias encarnaciones, cambie debe ser observado y modificado por el ejecutante sin ser juzgado y en total quietud. Todos los patrones negativos se pueden sustituir por su opuesto. Ejemplo de esto es cambiar la tristeza por alegría, la escases por abundancia ect. Es imposible cambiar el miedo por belleza, pero sí por valentía; y hablando de miedo, este es el primer fantasma del que debemos salir. Cuando vencemos el miedo tenemos lo más del camino andado. El miedo es un enemigo que nos quita el poder de acción, pero es vencible.

Al miedo lo podemos vencer con un decreto como:
“Yo soy Valiente, y no temo porque Yo tengo Fé” ¿Y por qué Fé? Porque la Fé es Conocimiento, el Conocimiento es Valentía y el miedo es todo lo contrario.

Sólo sanamos cuando queremos sanar y no antes. Si estas leyendo esto en este instante te felicito porque has elegido sanarte y elevarte ante las situaciones que has vivido hasta ahora. Tú eres un Ser poderoso, ingenioso, amoroso, inteligente, ameno, agradable, armonioso, pacífico, maravilloso, luminoso, bello, perfecto e importante; no permitas que ningún pensamiento te diga lo contrario. Observa tus pensamientos, porque el único modo de mantenerlos bajo control es sabiendo que ellos están ahí, y la única manera de saber que ellos están ahí es observándolos.

ALGUNOS DECRETOS

Hay unos decretos maravillosos que el Maestro Saint Germain irradió y que podemos utilizar:
“YO SOY mi autocontrol completo para siempre sostenido.”
“YO SOY el Maestro Interno controlando y dirigiendo todos mis procesos de pensamiento en la perfección de mi YO SOY” “YO SOY la Presencia que lo produce.”

Cuando colocamos en los decretos la frase “YO SOY” estas dando mas poder al decreto porque en el “YO SOY” estas reconociendo el dios divino que hay en ti y estas poniendo su poder en movimiento, ya que es con él que estas decretando.

DECRETOS DE FELICIDAD:

YO no hablo, ni permito que se me hable nada contrario a la perfecta salud, la felicidad y la prosperidad.
YO le hago sentir a todo ser viviente que lo considero valioso.
YO le busco el lado bueno a todo lo que me ocurre, y a todo lo que veo ocurrir a otros.
YO pienso en todo lo mejor. Espero todo lo mejor. Trabajo únicamente por lo mejor.
YO siento igual entusiasmo por lo bueno que le ocurre a otro que por lo que me ocurre a mí.
YO olvido mis errores del pasado y sigo adelante a mayores triunfos.
YO llevo una expresión agradable en todo momento, y sonrío a todo ser que contacto.
YO no tengo tiempo para criticar a los demás. ya que paso tanto tiempo mejorándome.
YO me hago tan fuerte que nada puede perturbar la paz de mi mente.
YO SOY demasiado grande para preocuparme. Demasiado noble para enfurecerme. Demasiado fuerte para temer. Demasiado feliz para permitir la presencia de algo negativo.

Yo califico todo en mi Mundo este día con la Perfección, porque YO SOY la Perfección “yo califico esta mente y cuerpo con la Perfección Absoluta y me niego a aceptar cualquier otra cosa”

“YO SOY el milagro y YO SOY la presencia precisando su manifestación a través del Amor Divino, Sabiduría y Poder”
“YO SOY”, Por consiguiente soy Dios en Acción.
“YO SOY”, Vida, Opulencia, Verdad, manifestados ya.
Yo no acepto ni adopto condiciones del ambiente ajeno ni de nada de lo que me rodea, solo de Dios , del bien de mi “YO SOY”, luego, siendo Yo creación de Dios, soy Hijo de Dios Perfecto.
“YO SOY” la puerta abierta que nadie puede cerrar.
“YO SOY” la puerta abierta que ningún hombre puede cerrar.
“YO SOY” la puerta abierta que nada puede cerrar.
“YO SOY” la Energía Perfecta de cada soplo que respiro, YO SOY la Atmósfera Pura de mi Mundo.

Decreto para desear algo específico

“Yo deseo _ _ _ _ _ _ _ _ en armonía para todo el mundo y de acuerdo con la Voluntad Divina. Bajo la Gracia y de manera Perfecta. Gracias Padre que ya me oíste”.

DECRETOS” DE LA ABUNDANCIA X 3

En el nombre de la amada poderosa victoriosa Presencia de DIOS, YO SOY en mí, amada Fortuna. Diosa de la Provisión, todo el espíritu de la Gran Hermandad Blanca y la Madre del Mundo, yo decreto:

1.–Fortuna, Diosa de la Provisión, desde la riqueza de dios en el cielo, libera todos los tesoros del Sol y ahora inviste en todos aquellos cuyos corazones con la Luz divina laten, el Poder de atraer desde el reino celestial la abundancia de Dios para expandir el plan que tienen los Maestros para cada hombre.

2.-Armoniza aquí nuestra conciencia contigo, expande la visión para que ahora veamos que la “opulencia” es posible para todos aquellos que se vuelven hacia DIOS y hacen el llamado.

3.-Ahora ordenamos, ahora exigimos abundante maná desde la mano de DIOS, para que ahora abajo, así como Arriba, la humanidad exprese el Amor Divino.

DECRETO PARA LA PROSPERIDAD

Amada presencia de Dios “Yo Soy” en mí. Amado Arcángel Chamuel enciendan la llama rosa de la adoración a Dios a través de mí, mi dinero, mi provisión, duplíquenlos, triplíquenlos y conviértanlos en mí en forma de libertad financiera ahora.
Gracias padre que ya todo esta hecho. Amén y amén.

YO SOY libre de temor y duda, rechazando toda pobreza y miseria, sabiendo ahora que toda buena provisión del reino del cielo siempre viene!
YO SOY la mano de la fortuna del mismo Dios, despidiendo tesoros de luz.
Ahora, plena abundancia recibiendo para proveer todo menester de la vida.

Estos son algunos de los decretos, pero repito… es mejor que nosotros hagamos nuestro propios Decretos, en positivo y para el bienestar nuestro y de todos. Ya que al hacerlos nosotros sale de nuestro YO SOY interior, de nuestro Dios en nosotros. Y además es mas facil recordarlo y poder repetirlo durante el dia.

.

PD: No crean todo lo que leen, busquen en sus corazones el indicio y la vibración que les confirme la verdad y el sentido de las afirmaciones que aquí y en otros lados se realizan! Recuerden que dentro de uds. está toda la sabiduría necesaria!

About Pedro

En la busqueda de mi mismo...
This entry was posted in Espiritualidad, Metafisica and tagged , , , . Bookmark the permalink.

One Response to ¿Que son los Decretos?

  1. Arturo says:

    Llevo muchos años haciendo los decretos y realmente funciona solo hay que creerlo dentro de si sin dudar y mucho mejor si sientes ya la emoción de tener aquello que estas pidiendo pues todo el universo se mueve para darte lo que pides sea para bien o para mal por eso aprende a pedir pensando en positivo y con amor